Polémica con el Municipio por el pescado sin vender

Bromatología no habilitó a la cooperativa de San Antonio Oeste.

Cientos de vecinos se quedaron con las ganas de comprar pescado popular porque para el Municipio no estaba debidamente rotulado. Pese al frío matinal, algunos hacía dos horas que esperaban pacientemente que se largara la venta y formaron una fila que ocupaba toda la cuadra del Estadio Municipal.

Todo estaba listo para el gran evento que recorre la provincia como parte de un programa más amplio, “Comé Pescado”. Lamentablemente, en Cipolletti no pudo ser y el pescado, así como llegó en un camión precintado procedente de San Antonio, se fue. El objetivo era realizar la venta en Fernández Oro, pero por la decisión del Municipio cipoleño, tampoco será posible.

Te puede interesar...

El problema en Cipolletti no fue que los organizadores no hubiesen solicitado la autorización correspondiente. En efecto, tenían el aval para ingresar y vender el pescado, y ya habían planificado hasta el último detalle de la gran venta popular. Pero cuando los inspectores municipales de Bromatología revisaron la mercadería, advirtieron que no estaba rotulada producto por producto. El gobierno local exige el detalle de los productos bandeja por bandera y le bajó el pulgar a la iniciativa.

“Fue una pequeña diferencia en la interpretación de la norma. Nosotros rotulamos los contenedores de las bandejas y bolsas, y el Municipio exigía que cada producto tenga su rótulo”, explicó el subsecretario de Pesca, Jorge Bridi.

Según la titular de Abasto, Antonella Landolfo, la mercadería que no tiene su rótulo no garantiza que sea inocua ni esté avalada por un certificado sanitario. El rótulo brinda nada menos que información al consumidor respecto de lo que va a consumir (procedencia, lote, vencimiento, peso, marca, datos nutricionales). “No tenía otra falencia que la rotulación, lo demás estaba bien. Pero por esto el camión se tuvo que precintar y se despachó intervenido a su lugar de procedencia”, indicó la funcionaria municipal. Por esa razón, los impulsores del programa “Comé Pescado” tampoco pudieron poner en marcha el plan B, que era reunir a los vecinos en Oro hoy a la mañana. El cargamento viajaba ayer rumbo a SAO.

En diálogo con LM Cipolletti, Bridi consideró lícito el planteo del Municipio y que los cipoleños “prefieran otros estándares de sanidad”, pero en base a la experiencia que tienen con este programa aseguró: “Nosotros entendemos otra cosa, que lo que hacemos es lo correcto. Así funcionó siempre, el programa ya se realizó en doce ciudades y es la primera vez que nos ocurre, en este municipio”.

Aseveró que “el producto estaba en perfectas condiciones y salió de un establecimiento que cumple con las normas sanitarias, a bordo de un camión precintado por Senasa”. Agregó que la “documentación estaba en regla”. Y reiteró: “A nuestro entender, se garantiza la inocuidad del producto”.

Para la jefa de Abasto, los inspectores tomaron esta determinación con el fin de evitar que “productos que no sabemos si son de calidad o inocuos salgan a la venta y provoquen daños a la salud de la población”.

Luego, hubo una demora considerable en avisarle a los vecinos que hacían fila con temperaturas bajo cero, ya que hasta minutos antes de las 10 seguían en la calle sin saber las razones de la demora, que terminó en suspensión.

El motivo de la suspensión generó suspicacias

El camión estaba repleto de cajones que contenían 30 bandejas de langostinos pelados y cazuelas de mariscos, cada uno, o bolsas con hamburguesas de un kilo. Los paquetes grandes tenían la información exigida por la comuna, pero no así las bandejas que se llevarían los consumidores. A Bridi le resultó extraño encontrarse con este dilema, por cuanto habían informado cómo se iba a vender el pescado. Cree que la bronca de algunos comerciantes del rubro pudo haber influido en este desenlace, sobre todo porque habían sido convocados para coordinar una venta al mes en los locales y no apareció nadie. “Pedimos disculpas a la gente que se quedó sin el pescado. Todo lo que teníamos planificado hacer, incluso las demostraciones de cocina, lo haremos en otra ciudad”, afirmó.

LEÉ MÁS

Rodríguez Lastra: "Estoy decepcionado, confiaba en otro resultado"

Declararon culpable al ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra por negar un aborto no punible

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario