Pelea familiar se desmadró

Hubo varios heridos y terminaron incendiando la casa de un vecino.

La violencia no tiene fin en las tomas de Cipolletti y durante los fines de semana los enfrentamientos recrudecen. En esta oportunidad varias personas resultaron heridas en el marco de un confuso episodio ocurrido en la 2 de Febrero, en el que además una casa terminó incendiada.

El violento hecho despertó a los vecinos de la zona ayer a la madrugada. Todo comenzó por el intento de usurpación de una vivienda. Pero aseguran que los actuales moradores del lugar, a su vez, se instalaron allí a raíz -también- de una usurpación.

En principio, se habría tratado de un altercado familiar que terminó en una violenta pelea. Amenazas, gritos, golpes y el incendio de la casilla de al lado motivaron la intervención del personal de Criminalística de la Policía de Río Negro, de los bomberos y del fiscal Martín Pezzetta.

El subcomisario de la Unidad 45, Rubén Ralinqueo, informó que ellos fueron notificados de los altercados alrededor de las 6 de la mañana del domingo y que lograron calmar la situación minutos después.

“Por una disputa familiar, una casilla fue consumida por el fuego y varias personas resultaron heridas”, admitió el uniformado.

“Se trató de una usurpación compulsiva de una casa de una familia que ya tiene antecedentes en la toma 2 de Febrero. Es una madre con varias hijas mayores de edad oriundas de Neuquén que tienen algunos conflictos entre ellas”, explicó Ralinqueo.

El comisario detalló que el altercado comenzó luego de que una de las hijas de la mujer llegara al asentamiento acompañada de un grupo de hombres y usurpara a la fuerza la vivienda de una de sus hermanas, quien se había instalado en Cipolletti hace algunos meses.

Las peleas venían siendo habituales en la familia, pero esta vez la situación adquirió un mayor grado de violencia y se desmadró. Pero los platos rotos los tuvo que pagar un vecino al que se le quemó parte de su precaria casa.

“Ahora está todo tranquilo, logramos que esta gente se volviera a Neuquén. La casa que se quemó era de chapa y era aledaña a la que habían intentado usurpar”, concluyó el comisario.

Los pobladores de la zona, por su parte, aseguran estar cansados de las peleas violentas. “Si no son los transas, se pelean entre las familias. Siempre pasa algo”, lamentó una de las vecinas.

Alarma: En la toma 2 de Febrero los hechos de violencia se repiten a diario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario