Pedirán la Gendarmería contra el comercio ilegal

No quieren saber nada más con La Saladita, Flores y Once.

La dirigencia de la Cámara de Industria y Comercio tiene previsto solicitar la presencia de la Gendarmería Nacional para un control mayor y más efectivo del comercio ilegal, en particular el que efectúan colectivos y camiones que realizan tours de compras en centros de venta tan polémicos como La Saladita y otros en que también se suelen conseguir mercancías a menores costos, como Flores y Once, en Buenos Aires.

En la entidad, están decididos a poner coto definitivo a la competencia desleal que viene padeciendo el rubro mercantil cipoleño, en un momento de crisis, tarifazos y una recarga impositiva que amenaza la continuidad de muchos emprendimientos. Por eso, también tienen en la mira a las propias ferias constituidas y con reconocimiento municipal, además de la venta callejera, habitual blanco de las quejas del comercio establecido.

El referente José Luis Bunter manifestó que su entidad requerirá la presencia en la ciudad, para operativos conjuntos, de Gendarmería y de la AFIP, cuyos agentes deberían concretar sus tareas en compañía de los inspectores de la Municipalidad.

Los comerciantes tienen detectados cuatro o cinco puntos en los que operan los tours de compras, con colectivos que llevan y traen a vendedores locales para que puedan adquirir productos en La Saladita, Flores y Once, entre otros puntos donde se expenden mercaderías a precios muy bajos. “Esos valores suelen ocultar la trata de personas, trabajo esclavo, evasión de impuestos y otras circunstancias irregulares. La consecuencia es que las maniobras terminan costando muy caro para las pymes y comercios cipoleños, que ya casi no pueden hacer frente a impuestos más onerosos, como Ingresos Brutos, a los aumentos de tarifas, a las tasas y a los pagos de alquileres”, enfatizó el dirigente.

Indicó que colectivos y camiones con mercancías tienen como zonas de acción, en particular, diferentes puntos de la Ruta 22 y de la 151 y dijo que la Gendarmería, la Policía, el Municipio y la AFIP pueden ser lo suficientemente disuasivos para impedir que la ciudad siga teniendo un aluvión cotidiano de cargamentos ilegales, que atentan contra la economía local y que generan un enorme malestar para quienes cumplen a duras penas con todos los requisitos y obligaciones del comercio legal.

Gendarmes, policías, inspectores municipales y la AFIP serán convocados para hacer frente a la actividad mercantil irregular.

Las ferias también están en la mira

Como parte de su ofensiva contra la competencia desleal, la conducción de la Cámara de Industria y Comercio prevé reunirse con la titular del Concejo Deliberante, Marisa Lazzaretti, y el director de Comercio, Juan Carlos Colombo, para que se revise la legislación de las ferias, tanto de las fijas como de las ambulatorias, para impedir que puedan vender productos que afecten al sector mercantil establecido. En particular, aquellos bienes que no tienen habilitación para ser expendidos en ese tipo de lugares y también los provenientes de circuitos que presentan distintos grados de irregularidad. Se pedirá que se extremen los controles sobre las ferias y los vendedores callejeros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario