El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
36% Hum
LMCipolletti Agostina Gisfman

Padre de Agostina Gisfman: "Su bondad no le permitía ver la maldad"

Así lo aseguró al declarar sobre su hija, quien padeció adicciones a las drogas por años y así conoció a quienes se convirtieron en sus asesinos.

El juicio por el femicidio de Agostina Gisfman arrancó con el doloroso testimonio del padre de la joven de 22 años asesinada. Sus palabras le permitieron al jurado conocer cómo era la víctima y qué la llevó a su atroz final. Malas juntas y la adicción a las drogas fueron los factores que rompieron con su cuidado seno familiar y la volcaron a un mundo que terminó con ella.

Leonardo Gisfman, padre de Agostina, fue el primer testigo citado por la acusación encabezada por el fiscal jefe Agustín García y el abogado querellante Iván Chelia a la primera jornada de juicio. Su relato fue el de un padre que hizo todo por su hija y aún no cae en la cuenta de todo lo que ocurrió.

Te puede interesar...

A lo largo de poco más de una hora de testimonio, Gisfman (43) relató que conoció a la madre de Agostina en la secundaria y pronto tuvieron a la joven, su primera hija, cuando tenían 20 años.

"Fuimos casi criándonos juntos", admitió el hombre, y confió: "Cuando Agostina vino, las cosas fueron mucho más simples y como familia intentamos consolidarnos con el tiempo. Agostina siempre contribuyó con una cuota enorme de felicidad y de alegría que era necesaria, fundamental para que nosotros, jóvenes y con mucho trabajo por delante, encontremos la fortaleza para todo lo que teníamos que enfrentar como jóvenes padres en esos años".

Sobre la personalidad de Agostina, contó que era "híper sociable y tenía una luz que siempre atraía la atención, muy creativa y con una bondad que no le permitía muchas veces dimensionar la maldad". En varias ocasiones repitió que estaba seguro de que su hija nunca había tomado real conciencia del peligro que corría su vida en ese mundo en el que se vio inmersa a partir de su adolescencia.

"De los 15 años en adelante, Agostina empezó -a través de, seguramente, relaciones en la escuela, quizás con familiares de compañeros-, a conocer cosas que evidentemente no estaba preparada porque dentro de nuestro ámbito familiar no pasaban y todo esto era absolutamente nuevo y no entendíamos qué era lo que estaba pasando. Nos costó bastante tiempo darnos cuenta que estaba abusando de sustancias y que no estaba bien, se estaba enfermando", recordó Leonardo con dolor.

Declaró que por varios años ayudaron a su hija como pudieron, acudiendo a instituciones especializadas, a la salud pública y también a las autoridades de los colegios por los que pasó Agostina; escuelas públicas y privadas en las que se intentó ayudarla.

"Fueron años muy difíciles para todos porque cuando parecía que las cosas se encaminaban e íbamos a poder salir adelante, lamentablemente volvía a recaer y así fuimos y vinimos sin suerte, sin encontrar nosotros como familia ni Agostina como víctima de esta enfermedad, el lugar adecuado para contenerla y trabajar lo que tenía. Al punto que esta recaída iba también complicando y siendo de una gravedad cada vez mayor", relató su padre.

Como suele ocurrir en muchos casos, Leonardo contó que la maternidad, al menos en un comienzo, parecía lo que salvaría a su hija. Pero la realidad es que la llegada de la mayoría de edad y esa bebé también significó que su hija se alejara de sus padres para formar su propia familia, lo que implicó que entonces la joven era quien decidía hasta dónde les permitía saber o intervenir.

SFP Juicio por femicidio de Agustina Gifman (63).JPG

"Desconocíamos a qué se dedicaba, en lo que andaba metida, la intimidad con su marido", reconoció el hombre sobre la prostitución de Agostina y el consumo que al parecer seguía manejando la vida de su hija.

A lo largo de todo su relato, el hombre habló de su hija en presente y no pudo poner en palabras "lo que pasó": que su hija fue víctima de un atroz femicidio.

"Este no saber medir en términos de maldad no le permitió ponderar las cosas que habían atrás de todas estas relaciones nuevas que ella estaba creando y la estaban llevando a vivir cosas que nunca había vivido y no la representaban, y la fueron sistemáticamente metiendo en un mundo del que por momentos no podía salir, y a conocer un montón de personas que no debería haber conocido, aprender cosas que no debería haber sabido. La gente y su enfermedad la llevaron a hacer cosas que estaban muy lejos de lo que era Agostina", expresó con dolor.

Por último, añadió que le "cuesta mucho aceptar la ausencia" de su hija y, en cuanto finalizó su declaración, abandonó el debate sin interés de escuchar el resto de la prueba.

"Sólo voy a encontrar daño y dolor en lo que va a ocurrir acá (en el juicio). Digan lo que digan, no van a cambiar lo que Agostina es. Pero me cuesta la invasión a su intimidad y me cuesta escuchar el nombre de Agostina en todo esto, en esta película. Cada vez que vengo a cumplir con alguna actuación inevitable, me recuerda a lo que vengo, por qué vengo y ya tengo un gran desafío por delante para tratar de estar fuerte para mi hija, para mi nieta y para mí. Todas las peleas que tengo que dar a partir de ahora, no van a estar acá.

Como última declaración, lamentó el final de su hija a pesar de la ayuda que siempre se le intentó brindar, y concluyó: "Lo que le faltó fue tiempo".

La hallaron dos hombres "cachureando"

Las segunda y tercera testigos de la jornada fueron una efectivo policial de la Comisaría Quinta y una perito del Departamento Criminalística, convocadas al lugar del hallazgo del cuerpo.

Con sus declaraciones, establecieron que dos hombres que se encontraban en el loteo devenido en basural fueron quienes encontraron el cuerpo calcinado de la joven mientras "cachureaban", un término utilizado para referirse a buscar entre la basura.

Explicaron que el área fue delimitada y luego relevada en busca de evidencia por los peritos, y que finalmente secuestraron el cuerpo, así como también sangre y otros restos de la víctima, incluida una colilla de cigarrillo con ADN de Agostina.

148-provincial.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario