Otro revés para el Chacal tras fallo que confirmó pena

El violador hizo un nuevo intento para que le anulen un castigo de 12 años. El STJ lo descartó.

El cipoleño conocido como el Chacal, que hace un par de meses fue condenado a 12 años de cárcel por violar a su propia hija, agotó otra instancia judicial en su intento por que se revierta lo decidido por magistrados locales. Desde el Superior Tribunal de Justicia de la provincia (STJ) descartaron esa posibilidad y respondieron de manera negativa a un recurso de queja.

El 27 de junio, el Tribunal de Impugnación no hizo lugar a la presentación impulsada por la defensa del hombre, a quien le reprocharon el delito de abuso sexual cometido en perjuicio de su hija menor.

Te puede interesar...

El 2 de mayo un tribunal de Juicio de Cipolletti le había impuesto la pena de 12 años de prisión por considerarlo autor de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal calificados por el vínculo. La denuncia por este caso fue radicada en 2015 y, por esa razón, el proceso se inició con el anterior Código Procesal, luego se adaptó a las normas del código que empezó a regir el año pasado.

3 víctimas fueron abusadas por el Chacal: dos hijas biológicas y una hijastra.

A la hora de condenar al Chacal, se tuvo presente que permanecía detenido por los abusos cometidos contra otra de sus hijas y una hijastra. Por eso fue declarado reincidente y se le unificaron las penas en 21 años de prisión.

Los abusos por los que fue condenado en la última oportunidad ocurrieron en el marco de una salida transitoria que el imputado hizo al domicilio familiar, en distintos meses durante 2014. En ese momento su hija tenía 12 años.

Al momento de dictar el veredicto de culpabilidad, los magistrados consideraron la primera declaración de la víctima en cámara Gesell y los testimonios de profesionales que corroboraron la situación denunciada. Se presentaron al juicio no sólo médicos y psicólogos del hospital público, sino también profesionales del Poder Judicial como forenses, psicólogos de cámara Gesell, Oficina de Atención a la Víctima, Defensoría Pública y Departamento de Servicio Social; además de representantes de Protección Familiar.

Hubo presiones contra la víctima

El último proceso en contra del Chacal estuvo marcado por las marchas y contramarchas y un testimonio cambiante de la víctima que, en un primer momento, describió una violación y después aseguró que había mentido, obligada por su hermana mayor. La Fiscalía probó que había mentido bajo presión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario