Otro piquete contra la reforma previsional

Organizaciones sociales de Cipolletti cortaron el tránsito en la rotonda.

Organizaciones sociales de Cipolletti cortaron ayer el puente que une a la ciudad con Neuquén. Fue con el fin de rechazar el proyecto de reforma previsional impulsado por el gobierno nacional de Mauricio Macri.

El piquete sobre la Ruta 22 duró alrededor de tres horas, levantándose antes de lo previsto. La situación generó un importante caos en la zona de la rotonda, donde se redireccionó al tránsito hacia la Ruta 151 para que se pudiera cruzar el río por el tercer puente.

La protesta local se dio en el marco de una jornada de lucha lanzada a nivel nacional por diferentes gremios, centrales obreras y organizaciones sociales.

La referente cipoleña del Movimiento de Trabajadores Desocupados, Natali Quinteros, contó que la convocatoria ayer se realizó para las 9:30, en el cruce de las calles Pacheco y Mengelle. Desde allí, una hora después, alrededor de un centenar de manifestantes se movilizaron hacia la zona del ex peaje, donde cortaron de manera total el tránsito, pero únicamente en la mano que va desde Cipolletti a Neuquén.

Los manifestantes admitieron su preocupación por la posible aparición de las fuerzas federales, principalmente la Gendarmería, teniendo en cuenta lo que estaba ocurriendo en ese momento en Buenos Aires y también en Neuquén con la Policía provincial, donde se registraron violentos enfrentamientos y una feroz represión.

No se generó un gran caos sobre los puentes, ya que la Policía Caminera, en esta oportunidad, fue previsora y organizó el tránsito a la altura de la rotonda. En esa zona sí se generó un gran congestionamiento, un embudo, que fluyó hacia el norte en busca del tercer puente.

Esta situación alivió la situación en la Ruta 22 y brindó una alternativa de cruce hacia Neuquén.

Cruzar a pie

Como sucede siempre en situaciones similares, los colectivos dejaron a los pasajeros hasta donde pudieron llegar, por lo que cientos de personas se vieron obligados nuevamente a cruzar a pie y retomar el viaje en otra unidad del lado neuquino.

Buenos Aires

Violencia, represión, denuncias cruzadas, escándalo y una sesión que se suspendió

El proyecto de la reforma previsional no se trató ayer en la Cámara de Diputados de la Nación. Organizaciones sociales, políticas y sindicales se manifestaron contra la iniciativa y se generaron violentos incidentes en las inmediaciones al Congreso. En el recinto el bloque de Cambiemos se sentó junto a algunos aliados para dar quórum, algo que parecía que habían logrado aunque se denunció que algunos de los que se sentaron eran diputados que aún no habían asumido. La situación por momentos se desmadró, con insultos y cruces que estuvieron cerca de pasar a agresión física. La sesión, finalmente, se levantó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario