El clima en Cipolletti

icon
Temp
42% Hum
LMCipolletti

Multitudinaria demostración de fe

Unos 10 mil devotos de Ceferino peregrinaron los 12 kilómetros desde "La cueva del pavo" hasta el santuario del beato. En total, fueron cerca de 22 mil fieles los que concurrieron a Chimpay.

El obispo de Neuquén, Virginio Bressanelli, ofició la eucaristía central de la jornada, bajo la consigna "Con Ceferino compartimos la alegría de la fe".

Unas 22.000 personas participaron ayer en Chimpay de la celebración religiosa y popular por el nacimiento del beato Ceferino Namuncurá.
Pese al intenso frío de la mañana, con una mínima de 12 grados bajo cero, según registros de la comuna local, unas mil personas se congregaron a las 7 en una zona descampada conocida como "La cueva del pavo", donde un grupo de comunidades mapuches elevó una rogativa al sol en su lengua original, en homenaje a Ceferino, hijo del cacique Manuel.
La celebración religiosa principal fue encabezada por el obispo de Neuquén, Virginio Bressanelli, acompañado por el titular de la diócesis de Viedma, Esteban Laxague, y sacerdotes de unas 35 parroquias de la región.
También estuvieron el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck; el ministro de Turismo, Cultura y Deportes, Ángel Rovira Bosch; el intendente Gerardo Bravo y otras autoridades municipales.
 
La procesión

A las 10, desde “La cueva del pavo”, que está ubicada a unos 12 kilómetros del centro de la localidad vallemediense, partió la procesión encabezada por los obispos Bressanelli y Laxague y la participación de unos 10 mil caminantes.
La multitud confluyó, ya en horas del mediodía, en el gimnasio del Parque Ceferiniano, donde otras 12 mil personas aguardaban para la liturgia central que, bajo la consigna "Con Ceferino compartimos la alegría de la fe", estuvo caracterizada por el canto de los jóvenes.
Después de la eucaristía, allí mismo, se presentó el pianista Juan Namuncurá, sobrino bisnieto del beato, acompañado por el tenor Nahuel Carruqueo, para interpretar canciones en mapudungum (la lengua mapuche) y en español.
A la media tarde, tras descansar y reponer energías en algunos de los numerosos puestos de comida instalados en cercanías del parque, los miles de feligreses iniciaron la desconcentración y el retorno a sus lugares de origen.
Bravo destacó al respecto que "las medidas de prevención de la Policía y la propia conducta prudente de la gente hicieron que el clima de fiesta no se viera alterado por ningún accidente".
"Para nosotros, cada celebración de Ceferino es un verdadero desafío, porque el número de habitantes normales de Chimpay se multiplica por cinco y es comprensible que nos veamos superados, pero una vez más todo ha salido perfectamente", agregó el intendente. Las actividades habían comenzado a principios de la semana pasada aunque la inmensa mayoría de los peregrinos arribó ayer a la ciudad.
Uno de los principales temores de los organizadores era que se produjeran accidentes en la Ruta 22 dada la afluencia de automovilistas, peatones, ciclistas y jinetes que dejaron la localidad casi al mismo tiempo. Sin embargo, los operativos preventivos de la Policía evitaron situaciones que empañaran la mayor muestra de fe de la Patagonia.
El homenaje religioso y popular a Ceferino Namumcurá se realiza cada año en Chimpay, donde el beato nació el 26 de agosto de 1886.
En este mismo lugar, el 11 de noviembre de 2007, se realizó la solemne ceremonia de beatificación encabezada por el secretario de Estado de la Santa Sede, Tarsicio Bertone, y el entonces cardenal primado de Argentina, Jorge Bergoglio, ahora papa Francisco.

Weretilneck: "Es el hecho religioso más importante de la Patagonia"

El gobernador participó por segunda vez de la peregrinación y consideró que la actividad "deja un claro mensaje de amor, paz y tranquilidad".
 
El gobernador Alberto Weretilneck participó de la 43ª procesión de fieles de Ceferino Namuncurá, en Chimpay. Fue su segunda experiencia “en una celebración tan importante para la provincia” y sostuvo que “como Gobierno estamos acompañando al intendente de Chimpay (Gerardo Bravo) para poner todo a disposición de los peregrinos y de la Iglesia, para que cuenten con las garantías de organización y para que todos aquellos que vinieron puedan tener las mínimas medidas de confort, seguridad y tranquilidad para llevar adelante su obra de fe”.
Agregó: “Es el hecho religioso más importante que tiene Río Negro y la Patagonia al que vienen miles de personas” y que “deja un claro mensaje de  amor, paz y la tranquilidad que tenemos que transmitir quienes hoy trabajamos por Río Negro”.
En una improvisada rueda de prensa, el mandatario destacó el trabajo con los municipios y señaló que “aquí, año tras año, vamos generando condiciones de mayor integración. En el último año trabajamos mucho con los intendentes para darle al  Valle Medio las cosas por las que la Provincia estaba en deuda, como el transporte urbano de pasajeros, la resolución de muchos temas de inseguridad que teníamos, la infraestructura escolar y los aspectos que tienen que ver con la ganadería, lo agropecuario y la fruticultura”.

Dejá tu comentario