El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
89% Hum
LMCipolletti policía

Muerte en la Comisaría 45: la Policía rionegrina se puso a disposición de la justicia

Aseguraron que se están facilitando todos los elementos necesarios requeridos para el esclarecimiento de la muerte de Jorge Gatica.

Tras la detención de cinco efectivos de la Comisaría 45° de la ciudad de Cipolletti en el marco de una investigación por la muerte de una persona en dicha dependencia policial, la Policía de Río Negro informó que se encuentra a disposición de la Justicia, "tal como viene ocurriendo desde el momento en que se conoció el hecho".

Al respecto detallaron que se están facilitando todos los elementos necesarios requeridos para el esclarecimiento de lo sucedido. A su vez, desde la fuerza policial rionegrina se iniciaron las actuaciones administrativas correspondientes.

Te puede interesar...

Conforme a la reglamentación vigente, los cinco efectivos fueron pasados a situación pasiva ante las directivas de la Justicia. "En ese sentido, se aguarda el avance y finalización de la investigación judicial para determinar los pasos a seguir en el marco de los hechos", detallaron desde la fuerza a través de un comunicado.

Y concluyeron: "Toda conducta que se desarrolle por fuera de la ley nada tiene que ver con la formación policial y los modelos de seguridad que rigen en esta institución. En ese contexto se continuará colaborando con la Justicia en todo lo necesario respecto a esta investigación".

Impusieron cuatro meses de prisión preventiva a los policías

La Fiscalía acusó a los cinco policías de la Comisaría del barrio Anai Mapu por torturas seguidas de muerte. Los acusadores aseguraron que el preso Jorge Gatica fue golpeado durante dos horas, por todos los agentes, y con distintos elementos, lo que le provocó "un trayecto de mucho sufrimiento, hasta la muerte". Los policías declararon para intentar aliviar su situación. "El caso recién está empezando", advirtió el fiscal jefe Gustavo Herrera.

En una audiencia con múltiples postergaciones debido a la definición de la estrategia de los tres abogados defensores, la fiscalía aseguró que hay pruebas contundentes para demostrar que Gatica no se encontraba lesionado antes de ser detenido. Entre la información recolectada en la investigación se encuentra el testimonio de una víctima que atendió al detenido a las 22.15, certificando algunos golpes leves, y luego lo recibió cuando volvieron a trasladarlo y ya se encontraba sin vida.

El fiscal Juan Pablo Escalada descibrió la acusación. Aseguró que hay testimonios de testigos, filmaciones, e informes médicos que prueban que la víctima no tenía lesiones graves cuando fue detenido y un par de horas más tarde fue trasladado sin vida al hospital local, ubicado a pocas cuadras.

Comisaría Anai Mapu .jpg

El representante del Ministerio Público detalló que, en ese lapso de tiempo, Gatica fue trasladado al hospital porque presentaba algunas lesiones superificiales y manifestó dolor. Sin emabargo, no eran heridas de consideración, por lo que la médica no consideró necesario otros estudios. "Luego de volver, durante unas dos horas, los policías golpean de distintas formas a Gatica, probablemente también con distintos elementos. Le provocan multiplicidad de lesiones en todo el cuerpo: su cabeza, tórax, las cuatro extremidades. Tenía más de 50 lesiones. Gatica fue torturado mientras se encontraba esposado, lo demuestran las marcas que tenía en las muñecas".

La jueza Agustina Bagniole consideró formulados los cargos, pero la audiencia continúa porque los policías decidieron declarar. Apuntaría contra uno de los cinco implicados como el responsable.

Dos de los acusados apuntaron a uno de sus compañeros. Se trata de los oficiales Herníquez y Carrizo, mientras que un tercero, Moraga, dijo no haber visto al detenido. Los dos restantes, Quintrel y Sosa, este último apuntado por sus colegas, se negaron a declarar.

Prisión preventiva

La fiscalía pidió la prisión preventiva para los cinco, pero con diferentes modalidades. Sobre la oficial Henríquez, Carrizo y Moraga, solicitó que sea en sus domicilios, mientras que para los restantes, pidió que sea en calabozos.

El fiscal Herrera aseguró que con las declaraciones de tres de los agentes, quienes intentaron despegarse de la escena, permiten comenzar a "definir roles" y anticipó que la Fiscalía "va a seguir el proceso contra los cinco" y tanto sus roles como las responsabilidades, se analizarán en un juicio.

Las diferencias en las prisiones preventivas solicitadas por Herrera permiten inferir que las acusaciones podrían diferenciarse con el correr de la investigación. Sin embargo, advirtió que la Fiscalía no descarta que sean culpables de otro delito. "Ellos eligieron desligarse, y defenderán su posición en juicio. Eso aleja la sospecha de que puedan entorpecer la investigación".

audiencia policias.jpg

Y recalcó que para dos de los acusados pidión que sea encarcelados porque en caso de ser condenados por tortura seguida de muerte, los policías enfrentarían la pena de prisión perpetua.

La defensa cuestionó los plazos, la fortaleza de las pruebas para sostener la acusación y la modalidad, según la situación de cada acusado.

La jueza Bagniole analizó los planteos de las partes y consideró que la Fiscalía logró probar, con los requisitos que impone el inicio de una investigación y que existe alto riesgo de compromiso de la causa si los acusados están libres. Por ello, accedió al pedido de la fiscalía.

La magistrada impuso cuatro meses de prisión preventiva en los términos solicitados por la fiscalía, a los que adhirió la querella.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario