Germán Weiner, clave en campañas anteriores, intentó por todos los medios ser una opción en este momento de necesidades futbolísticas, pero la rodilla no le permitió seguir en la consideración del ataque.

Confirmada la noticia, LM Cipolletti mantuvo un breve contacto con el atacante, quien de manera amable evitó explayarse y, dolido por la situación de tener que ver a sus compañeros desde afuera, expresó: “Se hizo de todo para llegar, pero no se pudo. Es una lástima”.

Ante Madryn, hace dos semanas, el santafesino tampoco viajó por la misma dolencia. Trabajó de manera diferenciada desde entonces, pero su tiempo de recuperación será mucho más extenso y lo mantiene preocupado.

Ayer, en la práctica formal de fútbol quedó claro que el técnico Germán Alecha tomó una decisión de estilo para el ataque y las características combativas del Chengue Morán pueden ser de gran ayuda en un partido en el que no hay que dejar de atacar, pero tampoco se pueden regalar espacios.

No habrá enganche ni tres delanteros definidos. Esos tiempos se terminaron en La Visera que ahora necesita no ver perder para asegurar la permanencia.

Enfrente habrá un rival más necesitado todavía, ya que para evitar el Torneo Amateur sólo debe conseguir una victoria el domingo en la Patagonia.

6 de marzo, el último partido de Weiner en Cipo

La última participación futbolística de Germán Weiner en Cipo fue el 6 de marzo, la noche en que Independiente de Neuquén lo derrotó en La Visera por 1 a 0.

Zaga central

La otra novedad importante dentro del once inicial de Cipo está en la última línea. Federico Azcárate, suplente en el Coliseo del Golfo, irá desde el primer minuto junto a César Medina. La formación de Cipo para salvar la categoría será con Matías Alasia; Gastón Valente, Medina, Azcárate, Nelson Seguel; Matías Carrera, Giménez, Vilce, Jonathan Morales; Morán y Piñero da Silva.

¡Que la racha no se corte ahora!

Todo vale en la previa a la final por la permanencia para cargar de optimismo a los hinchas y jugadores de Cipolletti y una de las cosas positivas ante Rivadavia de Lincoln son los últimos números en los enfrentamientos entre sí. El Albinegro hace siete partidos que no cae ante su rival bonaerense. Los últimos 5 años en Lincoln o en La Visera, el Capataz ha sabido sumar, justo lo que necesita el fin de semana para no perder la categoría.

En casa son dos empates y apenas una victoria en tres partidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario