Matzen propone suspender salarios a miembros de la iglesia denunciados por abuso

El proyecto fue presentado por la rionegrina, Lorena Matzen. Dijo que a la víctima siempre hay que creerle, más aún cuando se trata de niños.

La diputada nacional por Río Negro, Lorena Matzen, presentó un proyecto de ley para suspender el pago de salarios a miembros de la Iglesia Católica denunciados por casos de abuso sexual. “siempre hay que creer a la víctima y más cuando hay menores involucrados”, expresó Matzen.

La allense presentó el proyecto junto a un grupo de diputados de Cambiemos y del bloque Evolución que lidera Martín Lousteau.

Te puede interesar...

Según explicó, las asignaciones serán suspendidas de forma inmediata cuando el beneficiario haya sido denunciado por alguno de los delitos contra la integridad sexual del Código Penal, y si el acusado resulta condenado, el cese será definitivo y no habrá derecho a reclamo.

En cambio, si la denuncia por abuso sexual no prospera, el acusado podrá volver a percibir la asignación y además cobrar lo que le correspondía durante la suspensión.

“Presenté un proyecto de ley que limita la percepción de beneficios económicos por parte del Estado a eclesiásticos que cometan delitos contra la integridad sexual. La protección de la infancia frente a cualquier tipo de abuso debe constituir una política pública en nuestro país. Estos delitos son perpetuados por adultos que cuentan con poder y superioridad moral dentro de la organización que representan y en la comunidad a la que pertenecen”, dijo la diputada por Río Negro.

Agregó que “siempre hay que creer a la víctima y más cuando hay menores involucrados.

La iniciativa contempla los aportes mensuales dispuestos en cuatro leyes nacionales: 21.950, 22.162, 22.430 y 22.950.

Matzen aclaró que, si bien el artículo 2 de la Constitución Nacional establece que el gobierno sostiene el culto católico apostólico romano, esto ha sido entendido por la jurisprudencia de la Corte Suprema de la Nación como una obligación de apoyo económico, pero que no se trata necesariamente de sueldos.

“Sin embargo, las asignaciones dispuestas en concepto de remuneraciones, jubilaciones y pensiones a favor de distintos integrantes del clero católico se dispusieron por cinco decretos leyes de la última dictadura militar. De esta manera, la Iglesia Católica, como ningún otro culto en nuestro país, goza del privilegio de ser sostenida económicamente con los fondos del erario nacional, que se sustenta del pago de los impuestos de los ciudadanos”, relató Matzen.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario