Más de la mitad del Valle ya adhirió al Libro Blanco

La Provincia destacó el apoyo de productores y empresas.

El Libro Blanco de la fruticultura fue aprobado por decreto y presentado en el Boletín Oficial con 700 adhesiones voluntarias del sector privado, de las cuales 573 son empresas y productores de Río Negro y 121 de Neuquén.

Los datos fueron aportados por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la provincia, Alberto Diomedi, quien además señaló que los adherentes tienen 21 mil hectáreas en producción, lo que equivale al 56% de la superficie comercial lista para comenzar a trabajar bajo este esquema, sin contar las tierras improductivas o de bajo rendimiento.

Te puede interesar...

Según se detalla en la propuesta, la solución a la crisis estructural que se desató a partir del año 2009 propone una fuerte inversión tecnológica para lograr recuperar competitividad internacional, con apoyo de líneas de crédito y facilidades de financiamiento. A su vez, el plan de negocios plantea convertirse en un puente entre la crisis actual y un escenario de rentabilidad. Si las empresas compran frutas deberán garantizar los créditos con su propio patrimonio, si se conforman organizaciones de productores de la provincia actuará como garantía colateral.

"El Libro Blanco es la síntesis de todas las propuestas que ha tenido el sector en los últimos 20 años", Alfredo Palmieri, subsecretario de Fruticultura de Río Negro.

Sin embargo, su aprobación no tardó en cosechar críticas por parte de dirigentes sectoriales, productores y empresarios, que aseguran oponerse al cambio. Sorprendidos, afirmaron que el visto bueno fue dado sin consenso ni previo aviso; tampoco teniendo en cuenta las diferentes opiniones del sector

Al respecto, Diomedi aseguró en diálogo con LM Cipolletti que “siempre habrá una disidencia y alguien que no esté conforme con la propuesta”, pero dijo que los números reales demuestran que “entre las dos provincias representan 21 mil hectáreas, más de la mitad del Valle”. Desde Provincia, además, aseguraron que el proyecto está abierto “a modificaciones estructurales” y que los chacareros que no se sumen no quedarán fuera de programas de asistencia.

"Creo que hay una capacidad mediática muy importante de algunos sectores que han logrado instalar que esta propuesta no tiene adhesión y que no fue aprobada. Nosotros hemos sentido un nivel de aceptación muy alto por parte de la gente", Alfredo Palmieri, subsecretario de Fruticultura de Río Negro.

Diomedi aseguró que nadie hizo críticas formales y por eso decidieron avanzar. “Perdimos años importantes, perdimos la posibilidad de trabajar fuertemente y tener líneas de crédito por tomar este tiempo de gracia para que la gente entienda”, dijo.

Finalmente, aseguró: “Hace 30 o 40 años que venimos haciendo lo mismo y pasando la misma situación. Esto nos llevó a alejarnos de los mercados, a tener serias complicaciones, perder puestos de trabajo y salarios. Por eso el Gobierno hizo esta propuesta”.

--> Provincia destacó la adhesión y las cifras juegan a favor del proyecto

Los inscriptos

El registro de adherentes cerró en diciembre con un total de 700 inscriptos, entre empresas exportadoras, empaques y productores. De ellos, 573 están radicados en Río Negro.

La mitad de las chacras

Los anotados tienen 21 mil hectáreas listas para el nuevo esquema de trabajo. Representan el 56% de las chacras activas y producen el 57% de la fruta que se exporta desde la región.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario