El clima en Cipolletti

icon
34° Temp
8% Hum

Mamucha consiguió la libertad condicional

Desde el 2015, Marcela Ramírez cumplía una pena en Ezeiza por trata.

Tras permanecer presa por casi tres años, la cipoleña Marcela “Mamucha” Ramírez consiguió el beneficio de la libertad condicional. Más allá de que su condena de cinco años y medio de prisión se agota recién el 4 de enero de 2020, su buena conducta en la cárcel de mujeres de Ezeiza y el cumplimiento de los requisitos que exige la ley permitieron que la travesti más conocida de la ciudad vuelva a su casa del barrio San Pablo.

La confirmación de la liberación de Ramírez, quien había sido encontrada culpable del delito de trata de personas, se produjo a principios de semana a través de un fallo dictado por el Tribunal Oral Federal de General Roca (TOF). En la actualidad, la cipoleña tenía salidas transitorias y el año pasado había avanzado con distintas presentaciones para conseguir la prisión domiciliaria.

Te puede interesar...

Apenas fue condenada, el 11 de noviembre de 2015, Ramírez fue trasladada al Complejo Penitenciario de Ezeiza. Su primera etapa en la cárcel no fue fácil y se vio obligada a realizar una denuncia por un supuesto abuso cometido por integrantes del Servicio Penitenciario. Asimismo, reclamó atención médica porque sufrió un marcado deterioro de su salud luego de inyectarse silicona en la cola, mamas y los muslos, destacaron fuentes judiciales.

Superados los percances, Mamucha tuvo un seguimiento permanente de los encargados de monitorear a las internas de Ezeiza y su conclusión fue positiva en relación a otorgarle la libertad. Por ejemplo, el Consejo Correccional de la cárcel la calificó con un ocho y lista para “la reinserción social”.

En cuanto a los informes de la división del Servicio Criminológico, se destacó que Ramírez “ha demostrado una observancia regular de los reglamentos carcelarios, como así también ha presentado una evolución personal positiva en lo que atañe al cumplimiento de objetivos fijados por las áreas de tratamiento interdisciplinario”.

De esta manera, la cipoleña fue liberada el último domingo y notificada de una serie de pautas de conducta, como mantener su domicilio de calle Roca, no cometer nuevos delitos y presentarse en forma bimestral en el Patronato de Asistencia a Presos y Liberados.

Un negocio de prostitución montado en la Ruta 22 y explotación de travestis

Marcela Ramírez fue apresada el 4 de julio de 2014 en el marco de una investigación encabezada por la Policía Federal. A partir de una serie de testimonios de travestis y personas trans, la Justicia determinó que se estaba ante un caso de trata. En la instrucción se apuntó que la acusada montó un negocio de prostitución junto a tres “socios”, que se encargaban de controlar a las travestis en la Ruta 22 y que, cada cierto tiempo, entregaban una importante suma de dinero a su explotadora. A la hora del veredicto, el TOF remarcó que “Ramírez abusó de la vulnerabilidad de las víctimas, intentando imprimir sobre ellas una sensación de confianza y familiaridad -particularmente al exigirles que se la llamara ‘mama’ o ‘mamucha’-, para forzarlas a ejercer la prostitución y cobrarles parte del dinero que por sus labores recaudaban”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario