Maestro sumó una condena efectiva por abusos a niños

Carlos Meza deberá pasar 5 años en prisión pero el fallo no está firme.

La Justicia cipoleña reafirmó criterios anteriores en relación a los abusos cometidos en el Jardín 85° del barrio El Manzanar y condenó al docente Carlos Meza a la pena de 5 años de prisión efectiva. Lo particular de la sentencia es que el maestro de música seguirá gozando de la libertad y sólo tiene una restricción de acercamiento.

La sentencia se conoció ayer pasado el mediodía en los tribunales de Urquiza y España y cerró un largo proceso que comenzó el año pasado, con varias audiencias y el repaso de los testimonios brindados por las víctimas a través del sistema de cámara Gesell. Como en los dos primeros juicios, la parte acusadora reclamó penas efectivas de cárcel y esta vez, los jueces se pronunciaron de manera coincidente.

En los dos juzgamientos que se llevaron a cabo en los últimos meses del 2017, los magistrados consideraron culpable a Meza pero le impusieron una pena de tipo condicional. De igual modo, el condenado se ve beneficiado por la posibilidad de interponer recursos de casación y esto impide que la sentencia quede firme.

Sólo quedará preso una vez que se agoten las instancias a nivel provincial y federal. En los alegatos del juicio, los acusadores no tuvieron dudas de la responsabilidad del docente y mientras el fiscal Gustavo Herrera solicitó una pena de 8 años de cárcel, la parte querellante elevó el pedido a 10 años. El requerimiento tuvo el acompañamiento de la defensora de Menores, Alicia Merino.

A su turno, la defensa insistió en la inocencia de Meza y consideró que las pruebas no eran suficientes para condenarlo. También el acusado hizo uso de la palabra en el cierre del juicio y reiteró que sería “incapaz” de abusar de los niños.

Sin embargo, el tribunal integrado por Julio Sueldo, Alejandra Berenguer y Álvaro Meynet no le creyó y le impuso su tercera condena. La investigación por los abusos a los niños del jardín de El Manzanar arrancó en el 2014 y estuvo marcada por las marchas y contramarchas, con denuncias que se fueron sumando en el tiempo.

El proceso que se cerró ayer formó parte de una complicada pesquisa que tuvo presentes siete delicados hechos sufridos por niños de apenas 4 y 5 años.

Un proceso marcado por la indignación

El proceso judicial que llegó ayer a su fin fue el segundo debate oral en contra del maestro de música Carlos Richard Meza. Fue el más extenso porque se analizaron siete hechos. Los juicios anteriores se definieron con más rapidez debido a que los casos bajo la lupa se redujeron a uno solo.

En todos los fallos, Meza fue declarado culpable y no se contemplaron sus descargos sobre su supuesta inocencia. La investigación que encabezó la fiscalía cipoleña no fue fácil y estuvo marcada por las graves denuncias de los padres. De acuerdo a la instrucción, los abusos a los niños, que consistieron en manoseos y tocamientos, ocurrieron en el 2013 y 2014.

Apenas se hizo pública la situación, los familiares de las víctimas mostraron toda su indignación y Meza casi termina linchado durante una serie de graves incidentes, que motivaron la intervención de la Policía. Después, la justicia local se hizo cargo y se abrieron varios expedientes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario