El clima en Cipolletti

icon
Temp
78% Hum
LMCipolletti Moto

Luis Piedrabuena: ¿Quién era el ladrón de la moto que prendieron fuego los vecinos?

El padre de la nena a la que le robaron un celular en el barrio Luis Piedrabuena reconoció al motochorro cuando se le cayó el casco de seguridad porque había sido su compañero de escuela. Además, se dejó su documento de identidad. El relato de las víctimas.

Bronca, impotencia y desesperación. El mal momento que pasó una familia del barrio Luis Piedrabuena fue mayor al descubrir que conocía a la persona que le había robado a su nena de 13 años.

El padre de la menor corrió al ladrón hasta que lo alcanzó porque la moto en la que andaba le falló y no pudo hacerla arrancar. Iba con un cómplice, quien escapó primero.

Te puede interesar...

Mientras forcejeaban, el delincuente cayó al piso y se le salió el casco de seguridad. "Ahí lo reconoce porque fue su compañero de primaria", relató Paula, su esposa.

Es un hombre que orilla los 40 años, conocido en el ambiente delictivo e identificado como Raúl Valdebenito. Tiene domicilio en el barrio La Paz.

Pese a los años transcurridos, el padre de la menor lo reconoció; y entre patadas y trompadas, le preguntó por el celular que le había arrebatado a su hija. "Lo tiene Alejandro", le dijo, en referencia a su cómplice.

Otros vecinos de la cuadra se abalanzaron sobre el ladrón y le dieron una tremenda paliza. Pero el motochorro logró zafar de la pelea y escapó. "No sabemos para dónde fue", expresó la mujer.

En el lugar quedó la moto tipo enduro que estaba a su nombre; y una mochila, donde tenía su documentación personal y varios celulares más. Se cree que se los habría robado a otras personas, motivo por el cual hay una investigación en marcha.

La Policía llegó enseguida al lugar, pero los vecinos enfurecidos ya habían prendido fuego la moto. Para cuando los bomberos apagaron las llamas, no había nada que salvar del vehículo. Los daños fueron totales.

Moto quemada vecinos 02.jpg

Junto a su cómplice, habían interceptado a la nena mientras jugaba con otros amigos de la cuadra frente a su casa, en inmediaciones de las calles Chile y Río Salado.

"Son todos nenes menores de 13 años que nunca dejamos solos. Nos turnamos con los padres de la cuadra para cuidarlos. De hecho, estaba mi marido en la vereda cuando le robaron a mi nena", contó Paola.

Justo la menor había sacado el celular para leer el mensaje que le había enviado su abuela.

"Es la primera vez que estamos en esta situación. Mi nena estuvo cinco horas con ataques de pánico que no la podíamos calmar", reveló su madre. Y más adelante agregó: "Pedimos que esto no quede en una nota más y que este tipo de gente pague por lo que hace. No podemos tener a nuestros niños encerrados".

En un principio, los vecinos salieron desesperados a la calle porque se había corrido el rumor de que habían secuestrado a una niña.

"El celular, que era lo de menos, lo encontraron. Por lo menos, por un tiempo -el ladrón identificado- no va a poder salir a robar en la moto -incendiada- porque quedó destruida", concluyó la mujer.

El celular apareció tirado en la vía pública. Una vecina lo encontró y se lo acercó a la familia.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario