Los canales, el peligro de cada verano en la ciudad

El Municipio desalienta a que los usen como balnearios y piden que no rompan las compuertas.

Los canales que bañan a Cipolletti son la tentación más refrescante para los vecinos que no tienen a mano un balneario municipal habilitado para darse un chapuzón. Pero un impulso puede costarles la vida o generar otros problemas como consecuencia de la rotura de compuertas que se ven obstaculizadas con colchones, chapas y otras barreras caseras para hacer subir el nivel de las aguas de los canales diseñados sólo para riego.

Esto suele ocurrir todos los años cuando comienza a golpear el calor, y por eso, desde hace algunos días, personal de Protección Ciudadana recorre los canales que rodean la ciudad para prevenir a la gente que se da un chapuzón en zonas que no están habilitadas. El peligro mayor está en el canal principal en El 30, por su profundidad y los posibles saltos que hay en el lugar. Pero hay otros puntos críticos donde en días de mucho calor confluyen grupos de jóvenes que no toman conciencia del riesgo que corren. Ocurre, por ejemplo, en el canal que corre paralelo a la Ruta 151, el que está sobre Ruta Chica, el de Circunvalación y el que atraviesa la calle Krause. “Preocupa que estos chicos están solos, no hay adultos que los acompañen y se hagan responsables”, indicó el titular del área, Felipe Vallejos.

Te puede interesar...

“Nosotros cuando los vemos bañarse en los canales nos acercamos y les decimos el riesgo que corren, aunque no sean canales profundos. Te dicen que sí y se siguen bañando, pero más que darles un consejo no podemos hacer. No tenemos el poder de Policía para sacarlos de ahí”, agregó el funcionario.

Desde la Municipalidad también piden que no destruyan las compuertas, costo que después tiene que ser absorbido por el Consorcio de Regantes. “Este año todavía no ha pasado, pero en 2016, todos los días había que sacar chapas, colchones y puertas, y reemplazar candados”, recordó Vallejo.

Próximamente, van a colocar carteles que recuerden a la población sobre la prohibición de bañarse en El 30.

Peligro

Moda con graves consecuencias

Riesgo de muerte. Los canales de riego no son piletas y al no estar diseñados para tal fin, en muchos lugares es difícil salir debido a la corriente y a la falta de agarre, por lo que se vuelven una trampa mortal.

Destrozos. Es habitual que los bañistas corten la circulación del agua para que suba el nivel, pero de esta manera generan roturas en los canales de riego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario