El clima en Cipolletti

icon
Temp
47% Hum

Los alfajores patagónicos de Alex Caniggia ¡Incomibles!

Lejos de su mejor nivel, el mediático falló en el "jueves de última chances" y fue directo a la gala de eliminación.

Tras el faltazo de este martes, Alex Caniggia regresó a MasterChef y terminó pasándolo pésimo. Es que como consigna del “jueves de última chance”, los participantes debían preparar alfajores-la pastelería no es su fuerte- y en el caso del mediático, le tocó una receta patagónica.

“Volví más fuerte que nunca, Santi”, arrancó el participante lookeado con anteojos negros y una gorra con sus iniciales, mientras mostraba los brazos en alto, luego de haber tenido una fuerte picazón en sus ojos que creyó que podía tratarse de conjuntivitis. Sin embargo, en el back reconoció: “No estoy al cien por cien pero igual voy a dar lo mejor de mí”.

Te puede interesar...

Junto a Alex compitieron María O’Donnell, Gastón Dalmau, Dani La Chepi, Georgina Barbarossa y Claudia Fontán, y a cada uno de ellos les toco alfajores de distintos puntos del país.

Desde el principio, Caniggia estuvo fastidioso por tener que preparar los alfajores. Sin poner demasiado empeño ni focalizarse en la receta, recibió los retos de los jurados cuando se acercaron a su estación y vieron su desgano.

Embed

“La pastelería es una gran mierda”, expresó superado por la situación. Aunque intentó en vano recoger ayuda de sus compañeros, se lo vio en una lucha permanente con la cocción de la masa Tan mal se sentía que en un determinado momento, amagó con abandonar, pero luego se arrepintió.

Cuando inició la cuenta regresiva, Alex puso sus extraños alfajores en una caja y ante el jurado los presentó como traídos directamente desde Bariloche. Lejos de su estilo avasallante, se acercó con una risa nerviosa y completamente seguro de que había fallado en la prueba.

“Fallé hoy. Los grandes a veces pueden fallar. Cristiano Ronaldo falla en los penales. Messi, al final del mundial, falló”, declaró intentando justificarse.

Cuando Damián Betular abrió la caja, estalló en carcajadas. “Es terrible esto Alexander. Por lo menos tenés seis” ironizó el pastelero, mientras las cámaras enfocaban una especia de galletita -sin forma-, con una especie de dulce y chocolate por encima. El pastelero se animó a probar la preparación y lejos de mostrarse conforme, le manifestó a Alex que era incomible.

Por su parte, Donato De Santis luchó contra el caramelo mientras que Martitegui se negó a probarlo. “No lo comas, Hitman, creo que le tendrías que pegar un balazo”, avaló el participante.

Embed

La devolución, a esta altura una mera formalidad, estuvo a cargo de Betular. “No hay un alfajor. La masa está cruda, el dulce es una brea que todavía tengo pegado en los dientes”, sentenció. Por su parte, Donato se mostró desilusionado: “Yo te tenía fe. Si vos querés ser el número uno, Masterchef no es solo lo que a vos te gusta hacer. La final es un menú completo”, advirtió el italiano.

A la hora del veredicto, el jurado tomó una resolución inédita que comunicó Martitegui: “Los voy a invitar a que hagan una reflexión de conciencia y las personas que crean que merecen el delantal negro tengan la valentía de venir a buscarlo acá adelante”. Alex se acercó sin dudarlo. “Yo me la banco. Sé que hoy no fue mi día”, admitió.

En tanto, quien ganó el desafío fue La Chepi, con unos alfajores cordobeses.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
100% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario