Lo castigaron por cobrar la seña y no entregar un portón

El fabricante deberá indemnizar a los clientes por no cumplir el acuerdo.

Un fabricante de portones se quiso pasar de vivo con una familia cipoleña, que le entregó un adelanto de dinero pero nunca recibió el producto prometido. Ante la evidente estafa, lo denunciaron en el Juzgado de Paz y lograron un resarcimiento superior a los 30 mil pesos.

La presentación se llevó a cabo de acuerdo a lo establecido por la Ley de Defensa del Consumidor y que deja muy claras las obligaciones de los involucrados en una operación comercial. En este caso, los cipoleños necesitaban un portón levadizo para su vivienda y luego de contactar al fabricante de estructuras metálicas, no tuvieron mayores problemas en pagarle un adelanto de 13.800 pesos.

Te puede interesar...

Las mejores expectativas de un principio se transformaron con el tiempo en un gran dolor de cabeza debido a que el vendedor ponía distintas excusas para instalar el portón. El 2 de noviembre, los cipoleños habían abonado el adelanto y, supuestamente, 15 días después ya debía estar colocado el producto adquirido. Finalmente, la familia damnificada tuvo que recurrir al juzgado que tiene a cargo Gabriela Lapuente.

Entre otras pruebas, los protagonistas de la demanda presentaron el recibo donde figuraba la suma abonada y también registros electrónicos donde aparecían las comunicaciones entre unos y otros y las características del producto ofrecido así como la forma de pago.

Ante la demanda, el fabricante de las estructuras no se hizo cargo y no concurrió a las audiencias de conciliación.

El proceso se desarrolló bajo la forma de menor cuantía y la resolución se conoció días atrás.

LEÉ MÁS

Policía se lesionó un dedo y cobrará más de $130 mil

Puede ir a la cárcel por estafar con casas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario