Puede ir a la cárcel por estafar con casas

Se había ofrecido a indemnizar a las víctimas pero no cumplió. Es un conocido constructor.

El constructor de viviendas cipoleño que atraía a las víctimas mediante avisos publicitarios no cumplió con un acuerdo que contemplaba el pago de 400 mil pesos y fue llevado a juicio oral en los tribunales de España y Urquiza. La fiscalía, representada por Santiago Márquez Gauna, lo consideró culpable del delito de estafas reiteradas y pidió una pena de 3 años y 3 meses de prisión efectiva. En tanto, la defensa reclamó el castigo menor, de medio año de cárcel. La sentencia se conocerá la semana que viene. El acusado fue identificado como Claudio César Borquez.

De acuerdo con fuentes judiciales, el hombre que era la cara visible de la firma Relieve Arquitectura y Servicios del Grupo Antares SRL, llegó a un acuerdo con 6 víctimas y se había comprometido a una serie de pagos mensuales para resarcirlas tras no cumplir con la construcción de sus casas. Sin embargo, de un total de $400.000, sólo abonó $80.000 y las personas damnificadas reclamaron el juicio.

Te puede interesar...

El proceso, con el paso de testigos y la lectura de alegatos, se concretó el 24 y 25 de octubre y la fiscalía de cámara consideró acreditado el delito de estafas reiteradas. En ese marco, solicitó que se lo condene a 3 años y 3 meses de prisión efectiva. Por el contrario, el abogado particular de Borquez requirió la pena menor de 6 meses de cárcel.

En la investigación, que arrancó en el 2013, se estableció que la sociedad encabezada por Borquez no se encontraba inscripta en la Inspección General de Personas Jurídicas de la provincia. En cuanto a los avisos que se publicaban en diarios de la región, la oferta era por demás atractiva: “Tenga su casa propia y de material en 90 días con entrega del 50 por ciento y saldo en 36 meses”. Por este motivo, la mayoría de las seis víctimas que lo llevaron a juicio fueron engañadas por distintos montos que iban de los 20 mil a más de 50 mil.

Una de las juezas que dictó uno de los procesamientos, Sonia Martín, recalcó que Borquez “ofrecía viviendas a precios claramente competitivos en el mercado inmobiliario, con amplia financiación y entregando la obra en plazos breves, valiéndose para promocionar ello publicaciones con las que captó y engañó al denunciante, firmando un contrato por ante una escribanía local a fin de darle visos de formalidad”.

Además de Martín, la jueza Florencia Caruso no dudó en procesarlo por estafas.

400.000 pesos se había comprometido a devolver.

El acusado Claudio Borquez no cumplió con el acuerdo, por lo que las víctimas reclamaron su juzgamiento. A ninguna de ellas le terminó la vivienda a pesar de los pagos que hicieron.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario