Lo acusan de manosear a una niña y piden 8 años

Es la pena que reclamó el fiscal. La víctima es nieta de la pareja del depravado e intentó quitarse la vida.

Lamentablemente, semana a semana se reiteran los procesos por abuso sexual a menores. Algunos casos trascienden y otros sólo engrosan la estadística judicial. Ayer, por otro hecho muy grave, el fiscal de Cámara Gustavo Herrera reclamó una dura pena de prisión efectiva de ocho años para un hombre acusado de manosear a la nieta de su pareja. El acusado permanece en libertad, mientras que la víctima se encuentra asistida psicológicamente por las consecuencias del abuso sexual, indicaron fuentes allegadas a la causa penal.

Los ataques sexuales del depravado se produjeron cuando la menor tenía 7 años y se habrían extendido hasta los 8. Según las fuentes, eran manoseos y tocamientos, y el hombre intimidaba a la víctima diciéndole que no contara nada porque no le iban a creer. El abusador era pareja de la abuela paterna de la niña y aprovechaba los momentos en que se quedaban solos para abusar de ella.

Después de un tiempo, la menor pudo contar lo sucedido y, acompañada por su mamá, se presentaron ante la Justicia local para denunciar el hecho. Tras la investigación inicial, se imputó al sospechoso por abuso sexual simple, aunque en la instancia de juicio oral el fiscal consideró la figura de abuso gravemente ultrajante y por eso requirió una dura pena de cárcel.

La apertura del debate se llevó a cabo la semana pasada en la Cámara en lo Criminal Primera de Cipolletti y la familia de la víctima estuvo acompañada por integrantes de organizaciones no gubernamentales, que están trabajando en la asistencia de personas abusadas y sus allegados. Además del aporte de los testigos, durante el juicio se hizo mención a la cámara Gesell y el relato de la menor.

A la hora de los alegatos, Herrera no tuvo dudas de la culpabilidad del acusado y pidió cárcel efectiva. Por el contrario, la defensa, a cargo de Sebastián Nolivo, puso en duda los hechos descriptos por la víctima y reclamó la absolución.

La víctima quiso suicidarse

Por tratarse de una menor, no se brindan los datos filiatorios del acusado. La situación que atravesó la víctima tras los abusos no fue fácil y, según allegados, intentó quitarse la vida. Hoy la niña ya es una adolescente y está acompañada por su mamá.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario