Leiva: "Mi vida cambió totalmente y a nadie le importó"

El viudo de Mónica García exige justicia a más de 16 años del crimen.

A más de 16 años del segundo triple crimen, el viudo de la bioquímica Mónica García -una de las víctimas- amenazó con iniciar una huelga de hambre para pedir justicia y reclamar por el abandono que sufrió su familia tras el trágico episodio que conmocionó a la provincia en 2002. Se trata del cipoleño Carlos Leiva, quien asegura que el asesinato de su esposa le dejó secuelas psicológicas de por vida que hoy le imposibilitan trabajar y tener una vida estable.

En diálogo con LM Cipolletti, el hombre aseguró que está “destruido y desolado” porque, a pesar de haber luchado durante tanto tiempo, los únicos dos imputados juzgados fueron absueltos. David Sandoval y el Clavo Sandoval, quienes compartían apellido pero no estaban relacionados, quedaron en libertad por irregularidades en la investigación. Uno de ellos salió en el 2004 y el supuesto autor en el 2010, luego de haber sido juzgado dos veces por el mismo hecho.

Te puede interesar...

“Me siento bajoneado y no tengo más ganas de vivir. Nunca obtuvimos la contención que nos había prometido el gobierno provincial en ese momento. Sufrí muchísimo, tuve un shock traumático, me enfermé y hasta hoy estoy bajo medicación. Hasta uno de los victimarios fue más beneficiado porque lo indemnizaron”, dijo Carlos.

Además, remarcó que quiere que lo escuchen porque, de lo contrario, dará inicio a “una huelga de hambre en pleno centro de la ciudad para hacer pública la falta de justicia” y visibilizar la situación que algunos de los familiares de las víctimas se encuentran atravesando desde hace casi dos décadas. “Mi vida cambió totalmente y a nadie le importó, ya no soy la persona que solía ser”, concluyó.

“Me siento bajoneado y no tengo más ganas de vivir. Nunca obtuvimos la contención que nos había prometido el gobierno provincial. Hasta uno de los victimarios fue más beneficiado”.“Mi vida cambió totalmente y a nadie le importó, ya no soy la persona que solía ser. Estoy destruido y desolado”. Carlos Leiva. Viudo de Mónica García, víctima del segundo triple crimen de Cipolletti

El femicidio

Tres mujeres fueron asesinadas cuando se encontraban en un laboratorio: la bioquímica Mónica García, la psicóloga Carmen Marcovecchio y Alejandra Carbajal, una paciente. La única sobreviviente fue Ketty de Bilbao, quien también esperaba ser atendida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario