Le partieron la cabeza de un ladrillazo a un hombre para robarle y ya están libres

El violento asalto ocurrió en el barrio Villarino. La víctima fue hospitalizada.

Policías acudieron por una gresca en Falucho al 800 y se encontraron con un intento de robo. Dos jóvenes, oriundos del barrio Don Bosco, le habían pegado un ladrillazo en la cabeza a un vecino para robarle.

La víctima se encontraba en el interior de su domicilio cuando escuchó que rompieron el vidrio de una ventana. Se levantó y salió a ver qué estaba pasando, momento en que los sospechosos lo abordaron y comenzaron a pegarle. “Viejo de mierda, dejate de joder, entregate que te vamos a robar todo”, le manifestaron, según surge de la audiencia de formulación de cargos.

Te puede interesar...

El damnificado, de 52 años, se resistió al brutal ataque y uno de los delincuentes lo golpeó con un ladrillo en la cabeza, que le provocó una herida profunda y sangrante. Finalmente, tuvieron que desistir de su propósito porque fueron sorprendidos por el hijo de la víctima, tras lo cual tuvieron que emprender la huida.

Sin embargo, una vecina que sigilosamente observó toda la secuencia llamó de inmediato a la Comisaría 24. En pocos minutos, estaban allí los efectivos para poner paños fríos a la situación y detener a los agresores.

Todo ocurrió el sábado, alrededor de las 3, y los detenidos, que son dos, fueron ayer a una audiencia de formulación de cargos, tras la cual terminaron recuperando la libertad.

Cuando los policías llegaron al lugar, advirtieron que dos muchachos se escapaban corriendo, y no dudaron en demorarlos. En eso apareció el damnificado, quien les manifestó a los efectivos: “Esos dos quisieron robarme”.

Por eso, lo que observó la vecina que llamó a la Policía no fue una gresca, sino el forcejeo que entabló el damnificado con los delincuentes para evitar que le robaran.

Desde la unidad policial que tomó cartas en el asunto se informó que los ladrones estaban muy exaltados. “Habían tomado alcohol y estupefacientes”, indicaron fuentes policiales.

Tanto es así que también les tiraron piñas y patadas a los policías para evitar ser demorados, pero no pudieron y fueron apresados y trasladados a un calabozo de la Comisaría 24.

El vecino que recibió el ladrillazo tuvo que recibir asistencia médica en el hospital local. Luego radicó la denuncia.

Ya están libres

Según informaron fuentes judiciales, la fiscal Alejandra Altamira no pidió la detención, pero sí algunas medidas cautelares por el término de cuatro meses, de modo que la jueza Laura González Vitale ordenó la libertad de los delincuentes.

Los imputados son Facundo Gabriel Pino, de 24 años, y Elvis García Aguilar, de 20. Deberán presentarse mensualmente ante la unidad que corresponda, fijar domicilio y no acercarse a la víctima.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario