Las juntas vecinales se normalizarán en el 2019

Arrancarán donde ya hay grupos barriales que están trabajando.

El Municipio se ha fijado el 2019 para intentar normalizar por lo menos un primer grupo de juntas vecinales, en procura de empezar a plasmar una promesa de campaña asumida por el intendente Aníbal Tortoriello.

En la actual administración, se tomará el 2018 para conversar con distintos referentes barriales que hay en la actualidad y que han surgido espontáneamente apoyados por otros vecinos, con el fin de interesarlos en la posibilidad de oficializarse y asumir una responsabilidad mayor.

A su vez, evaluarán las condiciones y requisitos que existen para la normalización y la posibilidad de contar con un proyecto que articule el esquema renovador.

La elección de juntas vecinales necesita todo un aparataje legal, administrativo y operacional muy grande, pues, entre otras cosas, se debe contar con un padrón de las personas que, en cada lugar, podrían participar con su voto en la elección de autoridades.

El jefe comunal decidió en los dos últimos meses avanzar hacia un trabajo más sostenido, profundo y variado en los distintos barrios de Cipolletti para lo cual designó como director de Asuntos Vecinales a Enrique Oehrens, de larga militancia radical, y a Nahuel Rodríguez.

Ambos tendrán una ardua tarea por delante para atender y dar solución a los habitantes de todos los sectores poblaciones pero también tendrán que trabajar para allanar el camino a las instancias que se esperan concretar en 2019.

Ayer, Tortoriello manifestó que el objetivo más concreto apunta a normalizar las juntas de vecinos en aquellos puntos en donde ya existe un trabajo concretado por pobladores que han decidido asumir el compromiso de representar al resto de su comunidad.

Indicó que en la ciudad, por fortuna, hay actividades de vecinalistas en muchos barrios y se cuenta así con una experiencia invalorable para empezar la regularización que se pretende.

El actual intendente tuvo en la elección de las juntas uno de los puntales de su campaña electoral. Sin embargo, todavía no ha podido implementar la iniciativa por distintas circunstancias. Entre ellas, figura la de evitar que “los punteros” que tenían los partidos políticos y que eran muy activos en su momento pudieran copar las organizaciones que se fueran normalizando.

“En Cipolletti, ha pasado mucho tiempo sin representaciones de los barrios. Hay muchas personas que ya ni se acuerdan cómo funcionaban y los derechos y deberes que tenían. Todo eso resulta muy difícil de recuperar”, enfatizó.

Por eso, la reactivación de la participación barrial se encarará con pie firme pero con prudencia y la meta quedará para 2019, el último año de la actual gestión. Si Tortoriello va por la reelección y gana, podrá continuar con sus planes. Si no, tendrá que pasar la posta a otro.

“Vamos a tratar de empezar en 2019 el proceso de elección de autoridades vecinales. Es una iniciativa muy compleja pero queremos hacerlo por lo menos en algunos barrios”.Aníbal Tortoriello, Intendente de Cipolletti

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario