El clima en Cipolletti

icon
Temp
72% Hum
LMCipolletti

Las disputas albinegras se profundizan

En el marco de presentación ante la prensa de los albergues universitarios, Arriaga anunció su divorcio con el fútbol.

«No comparto el proyecto que se está llevando adelante y por eso he dejado de tener injerencia en esta disciplina», expresó el presidente.

Al término de la presentación de obras que el Club Cipolletti concretó ayer, Julio Arriaga confirmó públicamente su distanciamiento personal y dirigencial respecto al fútbol de la institución que preside.
«No comparto nada del proyecto futbolístico que se está implementando y por eso no participo más en ninguna decisión del fútbol. No me siento cómodo», así de contundente fueron las expresiones del actual diputado nacional.
La mañana se iba con suma tranquilidad en medio de sándwich y algunas gaseosas que se habían servido en el flamante comedor, hasta que el máximo responsable de la institución exteriorizó lo que se palpaba en el ambiente desde que se empezó a idear la presente temporada en la tercera categoría del fútbol nacional.
La relación del pesidente con los integrantes de la subcomisión de fútbol albinegra está totalmente rota y su ausencia en el estadio cuando el primer equipo actúa como local no es casual.
«No voy porque no me siento cómodo y a mi edad ya no frecuento lugares donde no me siento parte. Me duele escuchar al fútbol de Cipolletti por  radio, pero esto es largo, hay que pensar de acá a cinco años, no solamente en hoy», atacó.
A diferencia de lo vivido meses atrás, cuando algunas declaraciones suyas provocaron la renuncia masiva de todos los dirigentes del fútbol, Arriaga evitó esta vez profundizar en los argumentos de la ruptura. «Simplemente no comparto y no estoy cómodo», se limitó a repetir.

Contradictorio

La profunda crisis dirigencial entre la subcomisión y el número uno de la Comisión Directiva cipoleña se trasluce a medida que el equipo ratifica pergaminos deportivos.
El punto de partida a esta relación sin retorno se remonta a la pretemporada, cuando se armó el presupuesto y se proyectó al plantel con un incremento de haberes, entre otras importantes decisiones como venta de jugadores.
Las contundentes palabras de Arriaga, seguramente no caerán bien en el grupo de trabajo que sostiene la campaña del Torneo Argentino A y en Liga Deportiva Confluencia.
Sin embargo, su discurso no es más que una exteriorización de la verdadera interna política que está sacudiendo al club y no vislumbra un mejor diagnóstico en el corto plazo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario