La Provincia negocia el aumento para los estatales

Día clave para el Ejecutivo, que se reúne con Unter, ATE y UPCN y descartó llegar al 30% anual.

El gobierno provincial tendrá hoy una jornada clave para evitar conflictos gremiales antes de fin de año. En la Mesa de la Función Pública y el Ministerio de Educación, el Ejecutivo se sentará a negociar un nuevo aumento salarial para el último tramo del año y los gremios unificaron su reclamo: exigen alcanzar un 30 por ciento de aumento anual que equipare la suba de los sueldos con la inflación.

El gobernador Alberto Weretilneck explicó que la renegociación no llegará al 15 por ciento que, en promedio, deben recibir Unter, ATE y UPCN. Por ello, los gremios ya avanzaron en la posibilidad de medidas de fuerza conjuntas a pesar de las fuertes diferencias entre dirigentes, sobre todo de ATE y UPCN. El sindicato de judiciales, Sitrajur, se sumaría a las protestas.

El gobernador Alberto Weretilneck anticipó que el Ejecutivo tiene “voluntad de diálogo” y aseguró que si la posibilidad de que se desate un conflicto “depende de los gremios”.

El mandatario y la ministra de Educación, Mónica Silva, aseguraron en la previa a las paritarias que otorgar un 15 por ciento de incremento para el cierre del año está fuera de las posibilidades. Weretilneck aseguró que ese incremento de la torta salarial pondría en riesgo los servicios de salud, educación y seguridad y justificó así su negativa. Hoy, los sindicatos formalizarán en Viedma su pedido y pedirán discutir con números sobre la mesa. Luego cada gremio seguirá sus pasos internos habituales para tomar una determinación.

Asignaciones

La paritaria se verá influenciada, además de la inflación, por la decisión del gobierno nacional de recortar el monto que reciben los trabajadores por asignaciones familiares.

El gremio Sitrajur planteó que es “grave la modificación del techo salarial para acceder al beneficio, el que importa una baja de casi diez mil pesos con el agravante de que si uno de los ingresos del grupo familiar supera los $ 41.959, queda sin el beneficio por más que en la suma estén por debajo del nuevo techo”. Pablo Barreno, secretario general del sindicato, sostuvo que la medida tomada por el gobierno nacional “actúa como globo de ensayo para la quita de la zona para los jubilados y todos los trabajadores activos de la Patagonia”.

Por su parte, el titular de ATE, Rodolfo Aguiar, reclamó un aumento de las asignaciones que paga el gobierno provincial. “En nuestra provincia, las asignaciones deben aumentar por lo menos un 150%. Nuestros hijos no pueden valer menos que los hijos de los estatales de otras provincias y acá hace cuatro años que no se habla de este tema tan sensible”, manifestó el dirigente antes del encuentro con Provincia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario