El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
26% Hum
LMCipolletti casos

La pandemia retrocedió al ritmo de contagios de abril

En Cipolletti, se necesitan 96 días para que se dupliquen los casos.

Finalizada la semana 47 de la pandemia de coronavirus, hay resultados que reflejan cuánto ha bajado la curva de contagios en Cipolletti. Después de mucho tiempo, se necesitan 96 días para que los casos positivos hallados se multipliquen. En el peor de los momentos, el tiempo de duplicación era de 10 días. Hoy la ciudad está en una situación epidemiológica comparable a abril, antes del despegue de los contagios.

Las conclusiones se desprenden de un informe que elaboró la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del hospital Pedro Moguillansky, tras analizar los últimos 15 días.

Te puede interesar...

La referente de Epidemiología, María Luz Riera, confirmó esta situación a LM Cipolletti y dijo: “La tendencia a la baja viene desde la semana 45. Hoy, transitando la número 48, sigue descendiendo de forma marcada. Para duplicar los casos, deben pasar 96 días”.

En el reporte de ayer, la ciudad registró 40 casos positivos, pero al mismo tiempo hubo 41 altas, y las cifras de contagios y recuperados se han emparejado bastante. Pero, además, Riera notó que “la cantidad de gente que consulta por COVID-19 es menor”.

La especialista cree que hay mayor conciencia social y una parte importante de la población internalizó las pautas de cuidado que hay que tener para vivir en pandemia. “Si seguimos haciendo nuestro trabajo, nuestras compras, y nos seguimos cuidando, sobre todo ahora que podemos estar al aire libre sin compartir bebidas ni utensilios, yo creo que vamos a seguir de esta manera”, consideró.

Está claro ya que no se viven las mismas condiciones de julio y de agosto, y quedó atrás la peor semana de la pandemia por COVID-19, cuando entre el 4 y el 10 de octubre la ciudad reportó 400 casos positivos. Sin embargo, Riera advirtió que la curva en Cipolletti tiene amenazas concretas a las cuales hay que prestar atención.

“Si miramos al mundo, sabemos que tenemos que esperar una segunda ola. Cuándo se va a producir no lo sabemos, porque las circunstancias son distintas. Todo dependerá de cuánto podamos sostener nosotros las medidas del distanciamiento social. Lo que está claro es que los cuidados llegaron para quedarse y que nos ha hecho mucho bien en relación con otras patologías. La gente se enferma menos”, reparó.

Advirtió, además, acerca de los peligros que pueden modificar la curva, ahora en franco descenso. Puede ser que algún acontecimiento inesperado genere un brote. “Hay amenazas a esta situación en la ciudad”, insistió Riera.

Un ejemplo es que venga gente portadora del virus durante las aperturas de los espacios turísticos y se generen focos no previstos de múltiples contagios. “La ampliación de la circulación siempre trae un riesgo”, señaló Riera.

También son un peligro las reuniones sociales o familiares masivas. Lo que significa emocionalmente hablando para las personas que estuvieron mucho tiempo en el encierro salir al reencuentro sin tomar en cuenta los cuidados que hay que tener. “Otra gran amenaza es el agotamiento del personal esencial. Todo el mundo va a querer salir de vacaciones”, acotó.

En cualquier caso, Riera hizo hincapié en que la responsabilidad individual y sobre todo colectiva “es la que nos va a proteger”. En ese sentido, apuntó: “Es la primera vez que lo de todos es lo que vale. De nada sirve que yo me cuide un montón si el resto no lo hace”.

De acuerdo con el informe, el 80% de los casos positivos tiene entre 20 y 59 años, lo que supone que los más afectados son trabajadores o conforman población activa. En cuanto a la distribución general por género, observaron un cambio. Hasta la semana 37, el número de varones contagiados era levemente mayor. En la semana 47, que terminó el 21 de este mes, aumentaron los casos de mujeres.

Los más comprometidos siguen siendo aquellos que presentan comorbilidades tales como obesidad, hipertensión, diabetes, EPOC y otras enfermedades crónicas que no se transmiten (ECNT), en línea directa con lo que sucede en la provincia.

“Si seguimos haciendo nuestro trabajo, nuestras compras, y nos seguimos cuidando, sobre todo al estar al aire libre, yo creo que vamos a seguir de esta manera”, dijo María Luz Riera, Referente de Epidemiología del hospital de Cipolletti

Los pacientes de mayor riesgo

En la provincia, ayer hubo saldo positivo en el parte sanitario. Los recuperados fueron 305 y los contagios confirmados, 246. Las víctimas, en tanto, fueron tres.

Según el reporte de salud, se otorgaron 41 altas en Cipolletti, 17 en Roca, 97 en Viedma y 66 en Bariloche.

Los nuevos casos confirmados, por otro lado, se concentraron en Cipolletti (40), Bariloche (78), San Antonio Oeste (20) y Roca (13). Los pacientes activos son 3336.

Los fallecidos fueron una mujer de 78 años de Roca, un hombre de 76 de Barda del Medio y un hombre de 69 de Bariloche.

281120-p2-f2(SCE_ID=475187).jpg

Anuncian el final del ASPO en Cipolletti

Río Negro cumplió la sexta semana consecutiva de descenso en la cantidad de casos positivos de COVID-19 y, en ese contexto, solo en Bariloche se mantendrá el aislamiento social, preventivo y obligatorio. El presidente Alberto Fernández destacó la caída en la cantidad de casos nuevos, que se replicó a nivel nacional, y advirtió que solo dos ciudades del país seguirán en ASPO.

En Cipolletti, y el departamento General Roca, la restricción más firme se terminó, pero se mantendrán medidas preventivas. “Tenemos que seguir con este esfuerzo. Es muy posible que América Latina y Argentina tengan que enfrentar una segunda ola cuando comience el otoño. Si miramos a Europa, al llevar el verano hubo un relajamiento social muy grande y tuvieron que enfrentar una segunda ola en condiciones muy difíciles”, explicó.

A diferencia de anteriores anuncios sobre la cuarentena del presidente, la Provincia confirmó al mismo tiempo qué ocurrirá en Río Negro. Detalló que Bariloche, donde se aplicó el plan Detectar y ayer se superaron los mil casos activos, continuará bajo las restricciones del ASPO.

Para el resto de las ciudades, se pidió mantener las medidas preventivas de distanciamiento social, lavado de manos y uso de barbijo.

“La colaboración de la comunidad es el principal factor para poder mantener esta tendencia” en torno a la disminución de casos, plantearon desde Provincia. Fernández, en tanto, recalcó: “Tengamos en cuenta que la pandemia aún no terminó”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

42.857142857143% Me interesa
57.142857142857% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario