La Liga busca detener la violencia y será más dura con los clubes

El castigo de la mesa se sumará al que decida el Tribunal de Disciplina por posibles incidentes que protagonicen los jugadores.

Por decisión de los delegados, desde la 3ª fecha del Clausura, cualquier intento de agresión a un árbitro por parte de los jugadores se pagará con la no programación de partidos en su cancha para la semana siguiente y la pérdida de tres puntos en todas sus categorías, de primera a décima en la Liga Deportiva Confluencia.

La medida no invalida la decisión del Tribunal de Disciplina en base al informe del colegiado, pero busca incrementar las consecuencias ante la falta de respeto a la autoridad deportiva por parte de los mismos protagonistas.

Esta situación se generó a partir de la violencia vivida en cruces de inferiores correspondientes a la primera fecha del Clausura, al cabezazo de Matías Cardoso, del club San Sebastián de Cipolletti, al referí Facundo Acosta cuando se enfrentaba a La Amistad. Y a la situación vivida el domingo en La Pampa, por el cruce pendiente del segundo casillero entre 25 de Mayo y Pillmatun. José Huaiquipán tuvo que escapar del intento de agresión del arquero del conjunto local, cuando el equipo cipoleño se imponía de 1 a 0.

Mediante un memorándum, sobre la mesa los representantes de las instituciones coincidieron en avanzar para detener la escalada de violencia dentro de los campos de juego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario