La increíble experiencia de Agustín, un ejemplo en el rugby y en la vida

Jugador de Marabunta, Dogliani integró el equipo de Rugby Sordos Argentina que participó de una gira por Nueva Zelanda, donde disputaron amistosos y disfrutaron en vivo del tradicional haka."Fue único", cuenta el futuro profe.

POR RICARDO GALASSO - deportes@lmneuquen.com.ar

Agustín Dogliani, jugador de Marabunta, integró el equipo de Rugby Sordos Argentina (RSA), una agrupación que se formó en 2013 y que participó recientemente de una gira por Nueva Zelanda, para jugar una serie de test match con sus pares los Deaf All Blacks, una experiencia maravillosa que el cipoleño contó con detalles a LM.

“Fue algo muy lindo. Desde que llegamos hasta cuando nos despidieron fue inolvidable”, relató Agustín.

Te puede interesar...

RSA está integrado por jugadores con pérdida auditiva mayor de 70 decibelios e hipoacúsicos (menor de 70) de diferentes puntos del país. La agrupación recién hace un año obtuvo la personería jurídica.

El plantel viajó a Auckland jugando dos test match en la cancha de Waitemata (cayendo en ambos por 24 a 8 y 24 a 3) y el último en Ponsoby Rugby Club (aquí la derrota fue por 29-0). Aunque el resultado fue lo menos importante de una gira que dejó sensaciones y afectos inolvidables como cuando los chicos presenciaron en vivo y en directo el tradicional haka, el baile tradicional maori, que los neozelandeses les cantan a sus rivales en cada encuentro internacional.

“Esa fue una experiencia única” revivió Agustín de 23 años y estudiante del profesorado de educación física en el IFES en Neuquén. “Me quedan dos años”, acota mientras cuenta su llegada a Rugby Sordos Argentina.

“Antes del rugby hice varios deportes tanto individuales como de conjunto. Y hubo un momento en que no tenía uno en cuál probarme hasta que mi tío me convenció y hasta el día de hoy estoy siendo parte de este equipo”, contó.

Agustín1.jpg

“El primer club que ingresé –agregó- fue Marabunta. La posibilidad surgió por uno de los entrenadores que está en el rugby infantil del club quien se lo comentó a mi vieja. En ese momento nos enteramos que se estaba armando un proyecto Rugby Sordos Argentina que es un grupo que viaja por diferentes provincias buscando jugadores sordos o de un nivel de hipoacusia para involucrarlo en equipos”, afirmó.

“Esta disciplina me permitió aprender muchas cosas, como el compañerismo, la actitud, el respeto y todos lo que distingue a este deporte de caballeros. Soy agradecido del rugby y espero seguir participando”, se entusiasmó.

Sobre la experiencia de la gira indicó: “estoy contento y orgulloso no solo de mi sino del equipo ya que por primera vez hemos viajado a otro continente. Anteriormente estuve en Antofagasta, en Chile en un torneo de top 6. Después hubo una invitación a Gales a un test match que al final no se dio por un tema de personería jurídica y de apoyo”.

“Después de un proceso de dos años con mucho trabajo entrenamiento pudimos logar este objetivo”, agregó. “Este sueño que teníamos muchos de nosotros de viajar a otro país y, a la cuna del rugby, que es Nueva Zelanda, un lugar hermoso me encantó”, afirmó.

Agustín0.jpg

“Una de las cosas que más me emocionaron fue el respeto de los neozelandeses, las vivencias con los maoríes y la emoción que tuve tanto en la bienvenida como en la despedida. Sentí tanto el compañerismo, como el respeto. Sentir el haka te da una adrenalina que no se puede explicar. Te pone la piel de gallina escucharlo. Es totalmente increíble, la emoción que sentís te daba ganas de abrazarlos a todos y decirles muchísimas gracias por habernos recibido”.

Pero Agustín no estuvo sólo en esta aventura, la compartió con el kinesiólogo neuquino Nicolás Esmoldi, que también fue parte del staff. “Nico nos aportó un montón de cosas. Alegría, compañerismo y respeto. “Cala” estuvo siempre dispuesto, éramos 25 jugadores nadie terminó lesionado porque hay que bancarse tres partidos y terminar todos dentro de la cancha. Es muy bueno para el Alto Valle que hayamos podido participar de esta experiencia”, valoró.

Dogliani que el objetivo para lo que viene es “seguir creciendo en este proyecto y del equipo buscando siempre dejar a Argentina bien arriba. Y a los sordos también”, concluyó.

--> La opinión de Nicolás Esmoldi (kinesiólogo RSA)

Fue una experiencia increíble. Desde lo deportivo y también en las visitas que hicimos. Estuvimos en una reserva maorí, un lugar tremendo. Compartimos hotel con los Dealtf All Blacks, que es el equipo de sordos de Nueva Zelanda. La ceremonia del haka en la bienvenida fue impresionante.

Visitamos una escuela en dónde nos mostraron como trabajan con los sordos y como lo hacen en rugby. Tienen una experiencia de 25 años con este tema, nosotros hace apenas cinco que empezamos.

Hay mucho que aprender. Los chicos mostraron una actitud tremenda, se le hablas mirándolos de frente y lentamente entienden todo.

En lo personal me voy contento porque no tuvimos lesionados e hice más de 70 atenciones en estos quince días, sin contar las intervenciones en el campo de juego. La mayor recompensa que me llevo es que cuando terminó el torneo los chicos me agradecieron la participación. Me siento orgulloso de ellos y de estar con una Selección Argentina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario