"La ciudad debe analizar hacia dónde quiere avanzar"

Alberto Weretilneck. el gobernador de río negro destacó la potencialidad de cipolletti y dijo que hay que fijar una estrategia para lograr un crecimiento ordenado.

Alberto Weretilneck fue intendente de Cipolletti luego de la definición del Plan Cipolletti 100, que fijó las metas del desarrollo urbano y económico de la ciudad hace 17 años. El programa de desarrollo marcó, en parte, el rumbo de su gestión y sus sucesores. Con la mirada externa que le da la administración provincial, el gobernador valoró el impacto de esa política debatida por la comunidad y pidió una nueva discusión para afrontar los próximos desafíos de la ciudad: más viviendas, el perfil productivo y el desarrollo de la Margen Sur.

Siendo intendente dijo que le gustaba cómo Cipolletti se había insertado en la metrópolis como “socia” de Neuquén y cabecera del Alto Valle. ¿Se ha profundizado ese rol como pensaba?

Te puede interesar...

Cipolletti y Neuquén tienen las particularidades de las ciudades hermanadas desde el movimiento cotidiano, pero que pertenecen a distintas jurisdicciones. El logro de la sociedad cipoleña fue haber mantenido su identidad y renovar ese vínculo a partir de sus tradiciones. En un momento muy difícil de nuestra historia reciente, en 2001, la comunidad se fijó los objetivos centrales a los que aspiraba como ciudad. Un Cipolletti integrado, respetuoso del ambiente, que mantiene su producción y desarrolla nuevos emprendimientos, con un polo universitario importante, siendo referencia en la región. Lo bueno fue que tanto las distintas gestiones municipales como la sociedad fueron convergiendo en ese desarrollo.

¿Acercarse más a la actividad petrolera, desde los servicios hasta la explotación petrolera, es un paso necesario para mantener esa sociedad?

Creo que es la misma actividad petrolera la que por su propia dinámica se va acercando a nuestras ciudades y va impactando de diferente forma. Desde el aspecto demográfico, con la mayor demanda de todo tipo de servicios; a las definiciones sobre el desarrollo urbano o las posibilidades de generar un polo industrial. Lo importante es que la ciudad, con sus instituciones, su municipio, esté atenta a las transformaciones que se van dando y pueda fijar una estrategia para un crecimiento ordenado.

Planteaba como uno de los grandes desafíos el desarrollo de la Margen Sur. ¿Sigue considerando que es un aspecto clave para el futuro de la ciudad?

La Margen Sur sigue siendo el gran desafío de la ciudad y de la provincia. Y su desarrollo, al menos en forma integral y con las 500.000 hectáreas puestas en valor, escapa a las posibilidades materiales tanto del Estado municipal como del provincial. Son inversiones millonarias en dólares y en su momento habrá que recurrir a organismos internacionales de crédito junto al Estado nacional. Eso no significa que haya que paralizarse, sino que el ritmo tiene que estar de acuerdo a las posibilidades.

¿Cómo cree que puede impactar el puente de la Isla Jordán? ¿Y qué puede aportar la Provincia en ese sentido?

El puente abre una puerta hacia toda esa región y crea nuevas condiciones de integración y de apropiación del espacio. Tenemos en carpeta la traza de la Ruta 7 que una Las Perlas con la Isla Jordán, una obra de infraestructura que potenciará toda esa zona. Y si el desarrollo multipropósito es un proyecto a largo plazo, no lo podemos perder de vista en el corto y mediano plazo. Por un lado, generando infraestructura y emprendimientos que no contradigan ese objetivo. Por otro, legislando y controlando para que no se deteriore el área hasta un punto de hacer imposible aquel aprovechamiento.

Uno de los principales problemas sociales de la ciudad es la situación de las tomas, ¿qué opina de la expropiación y cuál será el rol de la Provincia?

La expropiación resuelve la situación puntual de una gran cantidad de familias, pero no resuelve el problema de fondo, que es el acceso de las familias de los trabajadores al terreno y a la vivienda propia. Estoy convencido de la necesidad de intervención conjunta entre particulares, Municipio y Provincia para desarrollar nuevas urbanizaciones, al modo del Distrito Vecinal Noreste. Reconozco que el proceso ha sido más largo del esperado, pero se trata de inversiones muy importantes en la extensión de la infraestructura. En cuanto a las tomas en particular, me parece importante darles una solución porque por un lado da una tranquilidad a las familias que estaban preocupadas por su permanencia en el lugar, y por otro, resolvemos la situación del propietario. En este momento, a poco más de un año de terminar la gestión, sería irresponsable comprometer obras que no teníamos previstas. Pero el apoyo del Estado provincial siempre estará presente.

Muchas de las obras que impulsa la Provincia en la ciudad responden a la demanda por el crecimiento demográfico. ¿Hay un límite para que ese incremento no produzca desequilibrios sociales?

“La Margen Sur sigue siendo el gran desafío de la ciudad y de la provincia”. “Lo importante es que la ciudad, con sus instituciones, esté atenta a las transformaciones que se van dando y pueda fijar una estrategia para un crecimiento ordenado”. Alberto Weretilneck. Gobernador de Río Negro

Debe ser la gran pregunta de todos los urbanistas del mundo… Imposible tener una respuesta contundente. Los límites estarán dados por la propia comunidad y por la capacidad de acompañar el crecimiento urbano con la integración de los servicios, la integración social con la adecuada contención. El límite pasará por el modelo de ciudad deseado por los cipoleños. Pasaron 17 años del Plan Estratégico, que iba a tener vigencia por 10. Puede ser una buena oportunidad de volver a darse un proceso semejante, donde la ciudad analice qué tiene y hacia dónde quiere avanzar. En lo personal, me gustaría que preserve su área productiva, su medioambiente y profundice la radicación de nuevas fuentes de empleo. Pero no es una definición particular, sino colectiva.

Dejó el Municipio planteando como deuda de su gestión no haber terminado la obra del Centro de Espectáculos que hoy se inaugura. ¿Ya no le quedan temas pendientes con Cipolletti?

No creo que uno pueda sentirse sin temas pendientes, sobre todo con una realidad tan cambiante. Siempre vamos a sentir que nos faltó tiempo para desarrollar tal proyecto o financiación para ejecutar tal obra. La primera etapa del Complejo Judicial entra en esas deudas pendientes que esperamos comenzar a desandar antes de terminar el mandato. Y quedarán otros desafíos para los que vengan, nuevos proyectos para seguir impulsando. Siempre entendiendo un Cipolletti vinculado a la región, protagonista, que genere empleo y actividad económica. Una ciudad elegible para continuar con nuestras vidas, criar hijos y poder desarrollarse en plenitud.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario