La 42ª Regata, a pleno

Los Balboa dominaron la primera etapa. Hoy van hasta Regina.

La Regata Internacional del Río Negro largó ayer desde la Isla Jordán, con cientos de espectadores alentando desde la orilla el desafío que iniciaron los 213 palistas. La primera etapa, hasta General Roca, fue para el campeón mundial Franco Balboa y su hermano Dardo, del club Ceppron. Hoy a las 13 arranca el segundo tramo, hasta Villa Regina.

Este año, la 42ª edición tuvo cuatro botes en competencia, con dos embarcaciones olímpicas. La dupla que integran Juan Carlos y Hernán Pacheco alcanzó el segundo lugar en K2 Master B, con un registro de 1h 58s 04, a 2m 01 de Lucas Micoli y Jorge Cinto Humbrie de La Pobrecita, de Choele Choel. Mientras que Pablo Reibold, en su primera experiencia a bordo de un bote olímpico, terminó cuarto en K1 Master B, con un tiempo de 2h 14m 32, a 14m 44 de Gastón Pezzati de la Escuela Municipal de Patagones.

En travesía, el dúo de Matilde Domínguez-Cecilia Cabeza (2h 17m 20) y Paola Saavedra (2h 23m 57) completaron con éxito los 47 kilómetros iniciales.

En la punta de la Regata, la leyenda viviente Néstor Pinta y Martín Mozzicafreddo pelearon el primer puesto con los hermanos Balboa, que se quedaron con la victoria con un registro de 1h 44m 46.

2 Los botes locales en travesía: Domínguez- Cabeza y Saavedra- Smith.

regata rio negro cancer
Matilde Domínguez y Cecilia Cabeza participan en  Travesía y buscan concientizar sobre el cáncer.
Matilde Domínguez y Cecilia Cabeza participan en Travesía y buscan concientizar sobre el cáncer.

La prueba se largó puntualmente a las 13 desde la Isla Jordán y en menos de 20 minutos, las 128 embarcaciones emprendieron su camino a Paso Córdoba. Un hecho saliente en este primer duelo acuático de siete etapas fue el inesperado retraso de la dupla extranjera, ganadora de la edición anterior, integrada por el esloveno Jost Zakrajsek y el español Federico “Kiko” Vega, que concluyeron en la cuarta posición.

En el arranque los Balboa tiraron junto con Orellana-Rickemberg y la dupla sudafricana integrada por Clinton Cook y Hamish Lovemor, y más atrás asomaban los más ganadores de la Regata, Pinta-Mozzicafreddo, y los defensores del título, Zakrajsek-Vega. Pero pasando los primeros 25 kilómetros, los campeones de la última edición eligieron una estrategia equivocada en un tramo del río que los desvió del curso y cuando quisieron retomar se retrasaron, quedando a más de 20 metros de la punta y dejando allí las chances de poder pelear el podio.

“Fue una experiencia muy linda, un poco complicada por el oleaje y dura por la lama en el río. Pude acortar unos minutos de lo que yo hacía en entrenamientos”.Pablo Reibold. Cipoleño en K1 Master B. Compite por primera vez en bote olímpico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario