Investigan las estafas múltiples del comerciante

La Fiscalía recibió las denuncias contra un comerciante cipoleño.

Los vecinos que acusaron de estafa a un comerciante cipoleño se presentaron ayer a primera hora en el Ministerio Público Fiscal para iniciar, uno por uno, la causa penal con la esperanza de que el expediente avance y tenga resultados positivos. Por la presión ejercida y las amenazas de un posible escrache, el dueño del comercio se vio obligado a comunicarse con un representante de la Fiscalía para aportar datos sobre su paradero y designar a su abogado defensor. Sin embargo, no dio mayores explicaciones y ahora será investigado por la Justicia por el presunto cobro de bienes que jamás entregó.

El fiscal a cargo, Guillermo Merlo, recibió a los vecinos con el objetivo de interiorizarse respecto de la situación y organizar la recepción de las denuncias teniendo en cuenta la cantidad de casos. Además, pidió que se acercaran en grupos más pequeños y solicitó reevaluar la idea de un escrache en el comercio dedicado a la venta de artículos de climatización, ubicado en la esquina de Fernández Oro y 25 de Mayo.

Los damnificados pasaron de ser tres el domingo por la tarde a 55 el miércoles por la mañana. Todos aseguran haber realizado compras en el local y que el propietario cerró de un día para otro sin entregar o instalar la mercadería. Algunos afirman que vendió una gran cantidad de aires acondicionados hasta dos días antes de desaparecer y que lo hizo a pesar de estar al tanto de que podía declararse en quiebra en cualquier momento.

En cuanto a la modalidad de trabajo del acusado, las víctimas explicaron que vendía sus productos cobrando un porcentaje a modo de seña pero que en la mayoría de los casos la transacción no se completó. Si bien intentaron comunicarse con él por teléfono y dar con la ubicación de su casa, no obtuvieron ningún tipo de respuestas. Tras algunas averiguaciones, también descubrieron que había vendido su camioneta y que no tenía domicilio fijo en la región, pero sí en la provincia de Buenos Aires.

Desde Fiscalía cipoleña remarcaron que realizarán un análisis en primera instancia para determinar si el accionar del comerciante constituye algún tipo de delito penal o si los reclamos deberán ser canalizados por la vía civil o a través del área de derecho del consumidor. A su vez, señalaron que el acusado se comunicó para brindarles la dirección en la que se encuentra actualmente y para asignar a su abogado.

“El dueño guardaba lo que compramos en 2017 en su local y cuando lo fuimos a buscar no había nada”. Silvana Giménez,. Una de las 55 denunciantes

55 damnificados ya hicieron la denuncia

En la Fiscalía les pidieron que vayan en pequeños grupos, porque ayer fue imposible tomarles declaración a todos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario