El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
37% Hum
LMCipolletti

Intentó prenderse fuego en Tribunales

Un hombre aseguraba que le usurparon la casa y quiso quemarse. Se peleó con policías y recibió golpes. Desde la Justicia rechazaron la veracidad de su denuncia.

Hubo gran tensión en los juzgados del fuero penal. El protagonista, quien se desplaza en silla de ruedas, mantuvo un duro cruce con los uniformados.
 

Confusión y momentos de tensión se vivieron ayer en Tribunales. Un matrimonio, con varios niños, se instaló en el ingreso a los juzgados del fuero penal exigiendo acciones para que le fuese restituida una vivienda ya que afirmaba estar en situación de calle. El padre de familia intentó prenderse fuego y en un forcejeo, hasta fue golpeado por un efectivo policial.
“Hasta que no me traigan a los que se metieron a mi casa, no nos vamos”, repetía el hombre, quien se moviliza en silla de ruedas y cuestionaba permanentemente a los policías haberlo agredido en esas circunstancias. “Pegame de nuevo, ahora que están los muchachos”, señalando a los reporteros gráficos les decía provocativamente el denunciante, cuya identidad se mantuvo bajo reserva.
La jueza Sonia Martín rechazó las imputaciones que vertía el hombre a viva voz en los pasillos de Tribunales. Según detalló, a través de los registros del IPPV se estableció que la familia no está en la calle. El organismo entregó a la Justicia un informe consignando “que tiene una casa en las 166 Viviendas y está viviendo allí junto a su mujer e hijos”, dijo Martín.
Extraoficialmente, trascendió que los reclamos sobre una presunta usurpación fue en otra casa, pero que la familia ya no ocupaba. “Los vecinos ingresaron y la limpiaron porque estaba desbordada de líquidos cloacales”, mencionaron funcionarios del Poder Judicial local.
 
Tensión
La situación fue tensa porque el hombre tras su intento de prenderse fuego, seguía pidiendo a su mujer e hijos que le llevasen bidones de nafta. E increpando a los policías tras su llamativa agresión durante el forcejeo. Lejos de lograr tranquilizarlo, algunos comentarios de los agentes terminaban por complicar más las cosas. “Vos me pegaste primero, qué te pensás, que sos el dueño de los golpes?”, le dijo con dudoso sentido de la oportunidad uno de los policías que lo custodiaba.
Un importante dispositivo se instaló en el lugar, para evitar que le entregasen combustible. Y varios jefes policiales llegaron al lugar para intentar convencerlo de que depusiera su actitud.
A pesar de que el hombre permaneció un largo período de tiempo reclamando la presencia de funcionarios y jueces, no logró prenderse fuego como pretendía. Para las autoridades del Poder Judicial consultadas, su denuncia carecía de fundamento por lo que esperaron que dejase el lugar sin confrontarlo para evitar nuevos enfrentamientos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario