El clima en Cipolletti

icon
Temp
49% Hum
LMCipolletti fue

Iniciaron una causa contravencional por los incidentes en La Visera

Detuvieron a un sospechoso por los hechos del domingo tras el partido del Albinegro. La Policía también tiene cerca de una decena de identificados. La investigación está a cargo del Juzgado de Paz.

Los violentos incidentes protagonizados el domingo por un grupo de barrabravas en La Visera de Cemento serán investigados en una causa contravencional que tramita el Juzgado de Paz local.

Por el momento no se iniciará un expediente penal, dado que la dirigencia del club Cipolletti no presentó la denuncia.

Te puede interesar...

Según varias fuentes, además de las amenazas dirigidas a dirigentes de la institución y a jugadores, los agresores también se apoderaron de indumentaria oficial del equipo.

El comisario Rubén Ralinqueo informó que apresaron a un joven –al que liberaron unas horas después- mientras que una decena de cómplices están identificados, por lo que podrían ser incorporados al expediente.

La detención se produjo fuera del estadio, sobre la calle Menguelle, donde hubo una refriega en la que lanzaron piedras a los policías, quienes respondieron con disparos de balas de goma.

Todo se inició tras el empate entre el equipo local y Peñarol de San Juan por la primera fecha del Federal A.

Los barras, como es habitual, comenzaron a retirar las banderas que cuelgan en el alambrado, pero repentinamente se abrió el portón que da a la popular donde se ubica el grueso de la hinchada, y los delincuentes cruzaron el campo de juego y se dirigieron hacia la boca del túnel, en cuyas inmediaciones realizaban movimientos post-competitivos algunos de los futbolistas.

Pero no quedaron ahí, sino que se metieron y se dirigieron hacia el vestuario, donde el resto de los jugadores se alistaba para ducharse.

Ralinqueo aclaró que en el vestuario había tres uniformados que intentaron frenar a los agresores, pero como se mostraban muy exacerbados, debieron intervenir integrantes del grupo COER que permanecían en las inmediaciones.

Allí se desató la refriega, en la que volaron piedras y se escucharon innumerables detonaciones.

Dejaron los trapos

Los delincuentes corrieron por O'Higgins y tomaron por Mengelle en dirección al norte. En el desbande arrojaron piedras contra los efectivos, mientras que estos respondieron con balas de goma.

En esa secuencia de la refriega fue cuando cayó el detenido. Y también producto del enfrentamiento uno de los uniformados resultó lesionado en un brazo, aunque sin mayores consecuencias.

Pero además en la maniobra evasiva los barras dejaron un bolsón repleto de banderas y estandartes del Albinegro, el que fue secuestrado por la policía, indicó Ralinqueo.

Partido Cipo

Intervención del Juzgado de Paz

Hasta este martes al mediodía la jueza de Paz, Gabriela Lapuente, no había recibido el expediente. Pero ya fue anoticiada por los hechos y el detenido, quien una vez que analice la documentación deberá convocarlo para que preste declaración.

También deberán prestar testimonio los policías que actuaron en el operativo y cualquier otra persona que pueda aportar datos de utilidad para la investigación.

Lapuente indicó que, según lo adelantado desde la fuerza policial, el incidente se encuadra en el Artículo 38 del Código Contravencional, que sanciona con una multa económica y arresto de hasta 10 días a quien “mediante provocaciones recíprocas o a terceros, o riña en lugar público o expuesto al público, produjere escándalo público o situaciones de peligro para la seguridad de las personas”.

La causa se podría agravar en caso de que el club presente una denuncia penal por las agresiones y el robo de la indumentaria, con lo que la Justicia estaría en condiciones de ordenar sanciones más duras.

Ralinqueo: “Falló la coordinación”

El comisario aclaró que no fueron informados acerca de la apertura del portón que posibilitó que los barras ingresaran al campo de juego y al resto de las instalaciones.

Sostuvo que es una acción que está en investigación.

Lo resaltó porque dijo que habían consensuado con las autoridades de la institución trabajar coordinadamente para evitar cualquier tipo de desmanes.

De hecho, agregó, el dispositivo de seguridad organizado constó de 60 efectivos de la unidad más 16 del grupo COER, pues tuvieron en cuenta los antecedentes que en pocos meses logró la barra.

“Falló la coordinación como habíamos conversado, y en estos casos no se puede improvisar”, subrayó.

El jefe policías afirmó que previo al encuentro se reunió con el presidente del club, Pedro Gutiérrez, para definir detalles del operativo. El dirigente también fue convocado el lunes para que brinde información acerca de los hechos.

Aseguró que serán inflexibles en el futuro. “No podemos permitir que un grupito arruine un espectáculo al que concurre toda la familia”, sostuvo.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario