Fueron pareja y se cruzan denuncias por agresiones

Los protagonistas son una mujer y un hombre que viven en zona de chacras y que mantienen un violento enfrentamiento personal.

Un caso de violencia extrema se cuece entre chacras de esta ciudad, camino a Cinco Saltos. La historia enfrenta a la hija de un peón con un fruticultor de la zona y acumula en las oficinas judiciales un arsenal de denuncias cruzadas, como si ambos caminaran por una delgada cornisa donde víctima y victimario pueden confundirse de un momento a otro.

El primer registro que tiene el expediente en el Juzgado de Familia 7º data de octubre de 2015. Entonces, el hombre acusado de violento denunció a quien era su pareja de montar vigilancia en el ingreso a su chacra, hostigarlo con un palo y atacarlo cuando lo veía pasar en su camioneta. Por eso también la acusó por daños y amenazas a través de mensajes de texto. Aportó como pruebas algunos certificados médicos que demostraban los hematomas ocasionados y los testimonios de familiares.

Te puede interesar...

Luego fue ella quien lo denunció a él y los hechos de violencia recrudecieron. En abril de 2016, el hombre amagó con una torre de carga para que se cayera y luego le abrió la espalda con una rama. Golpes y más golpes y amenazas.

El pasado 17 de marzo, agarró una manguera que utilizaba para cargar combustible y comenzó a pegarle por todos lados. Le pegó varias veces, hasta dejarle morado el cuerpo. “Pasaron seis meses y todavía no sano, tengo la marca de la manguera”, dijo la víctima, de 33 años, en diálogo con LM Cipolletti.

Desde los juzgados de Familia se informó ayer que le otorgarán el botón antipánico a la mujer y que están vigentes los rondines de la Policía por el lugar, ya que la denunciante no quiso custodia en la casa de los padres, donde actualmente vive.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario