El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
30% Hum
LMCipolletti

Festejos barriales por el Día del Niño

Las celebraciones no caducaron en la ciudad y mucho tuvo que ver la voluntad y solidaridad de vecinos del barrio Don Bosco y del 2 de Agosto.

En la soleada tarde de ayer se realizaron las actividades comunitarias.

Los barrios cipoleños continúan festejando el Día del Niño. Ayer fue el turno del Don Bosco y del 2 de Agosto de Costa Norte. Ambas propuestas fueron por iniciativas de vecinos del lugar, que de forma comunitaria trabajaron para que los más pequeños disfruten de diferentes actividades recreativas.
La solidaridad, la buena voluntad y la creatividad pueden superar distintas barreras, como la de los prejuicios o la de las necesidades. “Nosotros no vemos caras, vemos personas que necesitan ayuda”, expresó Eliana Múñoz, una de las impulsoras de las actividades de ayer, en el asentamiento de Costa Norte.
Más de cien pequeños, abuelos, padres y madres participaron de la propuesta organizada en la vivienda de Eliana y Emilio, su compañero. La mujer explicó que gracias al aporte de muchos vecinos y comerciantes del barrio pudieron preparar la celebración.
"Mucha gente colaboró, con una bolsa de azúcar, con caramelos o alfajores, con levadura, con la harina para que podamos prepararles pancitos a los chicos, de a poco juntamos muchas cosas", contó Eliana, quien además manifestó: “Todo el año trabajamos en diferentes actividades, vamos viendo las necesidades del barrio”.
La de Costa Norte es una de las tantas pequeñas historias que se dan en algunos lugares de la ciudad, que no esperan que la caridad golpee la puerta de su casa, sino que buscan alternativas. El trabajo desinteresado, como la humildad de quienes lo desarrollaron, caracterizaron la iniciativa.
 
“Los pibes del Don Bosco”
Más de una decena de jóvenes, que se hacen denominar Los pibes del Don Bosco, fueron los que se pusieron al frente de la organización de las actividades por el festejo del Día del Niño, junto con la colaboración de vecinos del barrio.
El escenario del encuentro, del que participaron cientos de pequeños, junto a sus familias, fue la plaza del barrio, un espacio público al que los adolescentes asisten diariamente, y que lo sienten como parte de su identidad.
Fueron ellos mismos los que desplegaron todos los juegos, a algunos les tocó disfrazarse, a otros coordinar las actividades o preparar la merienda.
La iniciativa fue programada con gran anticipación y hasta tuvieron el detalle de repartir tarjetas de invitación para que todos se sumen. Los festejos fueron todo un éxito. “Muchas veces la gente tiene mala imagen de los chicos, pero nosotros creemos en ellos y hoy (por ayer) la verdad que trabajaron muy bien, estamos muy contentos con ellos”, contó una de las vecinas del barrio.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario