Feroz enfrentamiento entre vecinos de una toma por un terreno

Hubo balazos, piedrazos y piñas.

La disputa por un terreno en la tarde de ayer terminó de la peor manera cuando varias personas se enfrentaron a golpes y piedrazos en el asentamiento La Esperanza. La situación fue aprovechada por vándalos del barrio Anai Mapu, que atacaron a la Policía provincial cuando buscaba calmar los ánimos. No hubo que lamentar heridos graves y sólo fue atendida una menor en el hospital de Cipolletti por una escoriación en el rostro, precisaron fuentes policiales.

Todo comenzó muy temprano, cuando una mujer acompañada de varios familiares fue a reclamar un terreno. En la actualidad, el lugar está ocupado por una joven pareja, que primero se vio sorprendida por la aparición de la mujer y luego, tras intercambiar insultos, empezaron a golpearse en forma salvaje. Según las fuentes, se armó una gran batahola debido a la intervención de los vecinos y comenzaron a escucharse detonaciones de disparos. Por eso fue necesario el arribo de efectivos de la Comisaría 45 y refuerzos de otras unidades.

Cuando todo parecía calmarse y la Policía le daba intervención a la Justicia para definir la suerte del terreno en disputa, dos grupos de jóvenes empezaron con las provocaciones, hubo corridas y los patrulleros que circulaban por la zona empezaron a sentir en su carrocería una lluvia de piedras. Fueron varios minutos de una inusitada agresión hacia las fuerzas de seguridad, que motivaron la actuación del COER. Tras un importante despliegue, consiguió dispersar a los más violentos.

Eran un poco más de las 16 y las familias optaron por protegerse en el interior de sus viviendas. Según las fuentes, hubo algunos disparos de parte de los vándalos, aunque no alcanzaron ni a herir a los agentes ni tampoco a provocar daños en los móviles policiales.

No se concretaron detenciones y se esperaban órdenes de la fiscalía de turno para avanzar con posibles allanamientos en los aguantaderos de los vándalos.

En cuanto a una nena que resultó herida, el subcomisario Rubén Ralinqueo informó que se trató de una escoriación menor en la cara.

Por prevención, se dispuso que personal del COER patrulle la zona y permanezca durante la noche para evitar nuevos encontronazos. Asimismo, las personas que mantienen la disputa por el terreno deberán concurrir la semana que viene a los tribunales.

Antecedentes

La necesaria acción judicial

Desde la Unidad 45ª del Mapu se vienen haciendo grandes esfuerzos para mantener la calma en el barrio y evitar las disputas entre bandos antagónicos.

De igual modo, se advierte que hay muchas armas de fuego en poder de los vándalos y que los vecinos tienen miedo por las disputas que se producen cada tanto. Años atrás, el fiscal Gustavo Herrera encabezó una serie de procedimientos que sirvieron para secuestrar armas y devolver tranquilidad a la zona.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario