El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
24% Hum
LMCipolletti Horror

Estremecedor: hallan a un nene muerto en un freezer

Ocurrió en San Antonio Oeste. El niño, Jairo de Mora, tenía 7 años.

Luis Uribe

Especial San Antonio Oeste

Te puede interesar...

San Antonio oeste.- La aparición sin vida de un nene de siete años dentro de un refrigerador llenó de consternación a la comunidad de San Antonio Oeste.

Jairo Rodrigo de Mora era intensamente buscado desde la tarde del jueves, luego de que sus padres denunciaran la desaparición en la Comisaría Décima. Policías, bomberos, familiares y una gran cantidad de vecinos se plegó a los rastrillajes que se realizaron durante toda la noche y parte de la madrugada, tanto en el casco urbano como en las zonas de la periferia rural y la costa del mar.

Cerca de las 5 de ayer, cuando casi no quedaba rincón por registrar, su propia madre, quien volvía a de una de las recorridas, abrió un freezer destinado a la conservación de bolsas de hielo instalado en la vereda del comercio familiar y se encontró con el cuerpo del pequeño en el interior.

Inmediatamente fue trasladado al hospital Aníbal Serra, ubicado a pocas cuadras, donde ingresó sin signos vitales, informaron fuentes de la Policía. El cadáver fue trasladado a Viedma para que le efectuaran la autopsia y determinar las causas de la muerte.

Los resultados preliminares informados por la Justicia rionegrina ayer por la tarde determinaron que “no se encontró en su cuerpo indicio alguno de criminalidad”. Se aclaró que el informe definitivo estará terminado “una vez que se cuente con los resultados de los estudios histopatológicos de laboratorio”.

En este escenario cobra fuerza la hipótesis de que el menor se escondió en el aparato como una travesura, y que luego no pudo salir porque el mecanismo de la puerta sólo permite abrirla desde afuera. El frío del motor, que estaba en funcionamiento, habría provocado su muerte.

La investigación del hecho quedó a cargo del juez Carlos Mussi, con la intervención del fiscal Fabio Corvalán, quien trabajó junto con su adjunta, Mariela Coy, y con el Gabinete de Criminalística de San Antonio, y de un equipo proveniente de Viedma.

Según se puntualizó, se efectuaron “diversas medidas tendientes a esclarecer las circunstancias que rodearon al hecho”. Entre ellas, la declaración de los padres y otros familiares del chiquito, además de personas cercanas que participaron en la búsqueda. También, a instancias de Corvalán, y aceptado por Mussi, pedirán el testimonio en Cámara Gesell de al menos dos niños, amigos del menor fallecido.

La ausencia de Jairo se conoció por las redes sociales en la tarde de anteayer. Los mensajes advertían que el nene había desaparecido “hoy al mediodía (por el jueves)”, de su casa ubicada en Antártida Argentina 2444, calle paralela a la ruta de acceso a la localidad. Añadían que “se fue a jugar por su barrio” y lo describían físicamente. La denuncia en la comisaría se radicó algunas horas después.

“Estamos realizando las pesquisas con el personal de la Fiscalía, todo lo que te puedo confirmar es que apareció sin vida. Lo demás es materia de investigación”. Gustavo Verdugo. Comisario de SAO

Investigan cómo murió

Desde el Poder Judicial provincial, pasadas las 18 de ayer, se comunicó que “los resultados preliminares de la autopsia practicada al cuerpo del niño que falleció en San Antonio en la madrugada de hoy (por ayer) arrojaron que no se encontró en su cuerpo indicio alguno de criminalidad. El informe definitivo estará terminado una vez que se cuente con los resultados de los estudios histopatológicos de laboratorio”.

Asimismo, estaba previsto establecer el modo de funcionamiento del refrigerador y los dispositivos que tenía para mantenerlo cerrado. El trabajo quedó a cargo de los peritos que intervienen en la investigación del lamentable suceso.

Las primeras autoridades de San Antonio en manifestar su pesar por lo ocurrido fueron los integrantes del Concejo Deliberante.

17 horas habría permanecido encerrado en el refrigerador el nene.

Un perro perdió el rastro por la gran cantidad de gente

El comisario Gustavo Verdugo, a cargo de la Unidad Décima de San Antonio Oeste, destacó por distintos medios de prensa que recibieron la denuncia alrededor de las 20 del jueves y que se implementó el operativo de protocolo que incluye la alerta a las demás unidades de la región y la organización de la búsqueda.

Tenían el dato de que el chico había ido a jugar a la casa de una amiga, que vive a unas pocas cuadras. El jefe policial sostuvo que visitaron esa vivienda y la de otros conocidos pero no obtuvieron datos positivos.

Con el correr de las horas, la preocupación fue creciendo y cientos de vecinos se sumaron a los rastrillajes por gran parte de la ciudad. Muchos se concentraron en las afueras del comercio de la familia, lo que dificultó la tarea de un perro entrenado en odorología, que si bien se dirigió hasta un plan de viviendas cercano, concluyeron que había perdido el rastro debido a que era mucha la cantidad de gente que se había agolpado en las inmediaciones.

Por pedido de los propios uniformados fue despejada la muchedumbre, reorganizaron la búsqueda y empezaron a recorrer descampados y sectores cercanos al mar. La noche estaba muy fría, pero a pesar de eso muchos caminaron con linternas y llamando a los gritos a Jairo.

Alrededor de la medianoche y sin noticias alentadoras, un gran número de colaboradores se concentró en la comisaría para exigir que se incrementara la búsqueda y que se sumaran efectivos de otras dependencias. Hubo momentos de tensión, con gritos e insultos.

De todos modos, volvieron a los rastrillajes, hasta que se conoció la triste noticia en las primeras horas de la mañana de ayer.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.5% Me interesa
1.3888888888889% Me gusta
1.3888888888889% Me da igual
4.1666666666667% Me aburre
80.555555555556% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario