Escándalo en una comisaría de la Línea Sur

La situación tuvo lugar el 21 de octubre en Ramos Mexía cuando un efectivo llegó a trabajar dos horas y media más tarde y borracho. Cuando le llamaron la atención, agredió a su jefe e intentó apuntarlo con el arma reglamentaria. Le dieron una licencia de 10 días.

Un policía de la fuerza rionegrina fue detenido el pasado 21 de octubre por agredir y amenazar con su arma reglamentaria al jefe de la Unidad en Ramos Mexía, en la Línea Sur. No sólo llegó dos horas y media más tarde, sino que también estaba en completo estado de ebriedad.

Ante diferentes versiones de lo sucedido, la Jefatura de Policía explicó, a través de un comunicado de prensa, que el hombre fue detenido y trasladado al gabinete Psicosocial, donde constataron que se encontraba en estado depresivo. Por esta razón, le dieron una licencia por 10 días.

Te puede interesar...

"Todo ocurrió cuando el agente concurrió a la unidad donde cumple funciones dos horas y media después del horario en que debía tomar el servicio. Cuando su superior le llamo la atención no sólo por la llegada tarde sino también por un evidente estado de ebriedad, el empleado lo agredió con improperios. Tal agresividad se profundizó cuando intentó extraer su arma reglamentaria, por lo que fue reducido de inmediato, con forcejeo incluido", relataron.

A la fecha se espera una resolución por parte de la Fiscalía Descentralizada de San Antonio Oeste, que tomó intervención en la causa.

LEÉ MÁS

Un policía y un vecino de Regina protagonizaron una violenta pelea callejera

Papelón en el Congreso: dos diputados casi terminan a las piñas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario