Escándalo por leves penas a policías

La querella que representaba a la familia de un adolescente que perdió un ojo mostró su enojo porque los acusados recibieron castigos de 2 y 4 años de cárcel.

Luego de algunas idas y venidas en relación con la fecha de lectura del fallo por vejaciones, ayer por la tarde se comunicó la imposición de una pena de 4 años de prisión efectiva al policía Mario Leiton y de 2 años de cárcel en suspenso a Matías Gutiérrez. Los montos del castigo no conformaron a la querella y hubo un fuerte cruce de palabras con el presidente del tribunal, Guillermo Baquero Lazcano. Apenas finalizó la audiencia, los acusadores manifestaron que impugnarán el veredicto y de esta forma se suman a los defensores, que habían mostrado su malestar por la declaración de culpabilidad.

La causa por vejaciones que tuvo como protagonistas a policías de la Subcomisaría 79° estuvo marcada por un proceso extenso y que generó múltiples críticas de las partes intervinientes. Ayer se produjo un contrapunto entre la fiscalía y la oficina judicial porque se había anunciado la lectura del fallo para hoy. Luego, hubo una rectificación y como se publicó en este diario, se conoció ayer.

Te puede interesar...

Las penas impuestas por el tribunal a cargo de Baquero Lazcano e integrado por las juezas Florencia Caruso y Laura González Vitale estuvieron dentro de las expectativas de la fiscalía a cargo de Santiago Márquez Gauna, quien había solicitado 5 años y 3 años de prisión en suspenso para Leiton y Gutiérrez respectivamente. Por el contrario, lo resuelto por los magistrados quedó muy lejos de las ambiciosas pretensiones de la querella, llevada adelante por la abogada particular Victoria Naffa, quien había requerido 13 años y 4 meses de cárcel para Leiton y 5, para Gutiérrez.

Ante el repaso de los castigos, los querellantes no ocultaron su malestar y se generó un ríspido cruce de palabras con Baquero Lazcano.

Ahora, se abre una nueva instancia, con impugnaciones de la defensa y la querella y un paréntesis en una causa que arrancó el 27 de septiembre de 2015 cuando un menor cipoleño fue baleado en uno de sus ojos por el policía Leiton, según figura en el expediente.

A finales del año pasado, cuando se conoció la declaración de culpabilidad, el abogado Gustavo Lucero remarcó su gran enojo con Baquero Lazcano porque había denostado a sus defendidos y les había señalado que no eran dignos de integrar la Policía. “Es realmente paupérrimo el veredicto”, dijo enfáticamente el letrado. Y ayer se sumaron a las críticas los querellantes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario