En la Regata los Balboa remaron contra todos

Se quedaron con la 42ª edición. Los cipoleños Carlos y Hernán Pacheco fueron 2° en Master B.

Franco y Dardo Balboa les ganaron a todos, a los de adentro –los palistas– y a los de afuera –sanciones que no fueron, rumores y sospechas-. La dupla del club Ceppron de Neuquén se quedó con la 42ª Regata Internacional del Río Negro que culminó ayer en Viedma. Los hermanos cipoleños Carlos y Hernán Pacheco terminaron segundos en el podio de K2 Master B.

Los campeones tuvieron que sobreponerse a un injusto recargo de tiempo en la largada misma por una falta no cometida (luego les quitaron los 15 segundos), a las acusaciones de competir en forma desleal e, incluso, a la sospecha de haber dado positivo en un control antidoping que los tenía en el centro de las acusaciones (oficialmente no se confirmó el nombre del implicado en las ocho muestras que se hicieron tras la cuarta etapa). Pero mucho más que eso, le ganaron a la desprolijidad de una organización que no contó con los recursos para salvaguardar la garantía de seguridad de los controles de dopaje.

Una edición que será también histórica no sólo por haber detectado el primer caso positivo de doping, aunque luego el proceso fue anulado, sino porque le abrió los brazos a la nueva generación, representada por el binomio de Ceppron cuyo capitán de bote, Franco Balboa, venía de ser campeón mundial de maratón sub-23 en Sudáfrica, al tiempo que va despidiendo a sus eternos héroes Néstor Pinta y Martín Mozzicafreddo (14 Regatas y 13 en conjunto).

Una muestra de ello fue el gesto de la dupla multicampeona en la última etapa, que esperó al “heredero” Damián Pinta, que compartió el bote K2 Juniors con Federico García Opazo (ganaron la división), para tirar juntos los últimos metros, como simbolizando el pase del testimonio.

La séptima etapa, entre el balneario San Javier y la costanera, no ofreció mayores variantes en cuanto a la definición de la carrera.

Ayer se mantuvieron en el lote de punta y sólo apretaron al final para cerrar de la mejor manera la competencia. Todo se facilitó para los Balboa porque a los escoltas, el esloveno Jost Zakrajsek y el español Federico “Kiko” Vega, se les rompió el timón a poco de comenzar la prueba y dejaron pasar las mínimas chances que tenían.

Los campeones se impusieron en 1h 49m 56s y dominaron la general con un total de 14h 22s 04s. A 1m 23s terminó Pinta-Mozzicafreddo (en la etapa de ayer a 13s) y completó el podio del último parcial Pascual Orellana-Germán Rickemberg. En la clasificación general, los sudafricanos Clinton Cook y Hamish Lovemor desplazaron del tercer lugar a los retrasados (10°) Zakrajsek y Vega Suárez.

En K2 Master B, los Pacheco se subieron al segundo lugar del podio, detrás de la dupla de La Pobrecita de Choele Choel Lucas Micoli-Jorge Cinto. Y en K1 Master B, Pablo Reinbold fue 4° en su primera experiencia en bote olímpico. Mientras que en Travesía, Matilde Domínguez- Cecilia Cabeza y Paola Saavedra-Susana Smith alcanzaron el 1º y 2º de la categoría.

“Van a tener que cambiar muchísimas cosas de la Regata, porque así no puede seguir, no dan ganas de estar".Franco Balboa. Campeón junto con su hermano Dardo, del club Ceppron

“Da bronca. Esta Regata me dio todo, hizo que pueda representar al país y hoy nos da la espalda".Néstor Pinta. Junto con Mozzicafreddo no se presentaron en el podio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario