El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
81% Hum
LMCipolletti

Emoción y nostalgia en el CEM 5

Una mezcla de sensaciones invadió a toda la comunidad educativa que participó ayer del acto por los 50 años de la ex Escuela Normal Mixta. El gimnasio del colegio presentó un lleno total.

Lágrimas en los rostros, enormes sonrisas, carcajadas, sentimientos de nostalgia fueron algunas de las expresiones que se vivieron ayer en un por demás emotivo acto de celebración de los 50 años de vida del CEM 5 Alicia Moreau de Justo de esta ciudad.
El gimnasio de la ex Escuela Normal presentó un marco espectacular. Egresados de todas las promociones, alumnos, profesores y personal no docente actuales y de años anteriores, ex directivos  y autoridades se dieron cita para festejar el aniversario del segundo secundario más antiguo de Cipolletti.
Besos, abrazos, chistes, ronda de charlas marcaron los minutos previos al inicio de la conmemoración cuando los viejos conocidos iban llegando al salón y se producían los reencuentros, con personas que quizás hacía muchos años que no se veían.
La Escuela Normal Mixta Provincial fue creada en enero de 1962. Desde sus comienzos hasta 1969, cuando se graduaron los últimos maestros, recibieron el título alrededor de 250 estudiantes. Luego de esa fecha, se vinieron los tiempos de los bachilleres con las diferentes orientaciones. En la actualidad, el ciclo superior tiene la modalidad Pedagógica y la de Ciencias Naturales Aplicadas.   
En el inicio del acto, ingresaron las banderas de ceremonia de varios colegios de la ciudad y a la del CEM 5 la acompañaron decenas de abanderados y escoltas que tuvo la institución a lo largo de su historia. Allí los “más grandes” fueron mayoría.
Luego, el maestro Miguel Ángel Barcos interpretó con su piano el Himno Nacional Argentino. El músico también estuvo a cargo del cierre del encuentro y deleitó con obras de tango de Mariano Mores.
Además, la directora Martha Obregón, junto al ministro de Educación de la provincia, Marcelo Mango, descubrió una placa recordatoria con el mensaje: “En reconocimiento a los cincuenta años de trabajo de una comunidad educativa que confía en la escuela pública y lucha por una sociedad más justa y solidaria”.
 
Apoyo de los padres
Uno de los momentos más emotivos se dio cuando habló Irma Garnero de Galucci, directora del colegio de 1977 a 1993, quien  recordó los inicios de la escuela y valoró la labor que tuvo durante años la comisión de padres. Indicó que gracias a sus aportes se logró ir ampliando el edificio.
También se hizo tiempo para “retar” a aquellas docentes que “se escondían para tomar mate” porque ella tenía vedada esa práctica. Ese momento generó las risas de sus ex compañeras.
Adriana Calí, directora de 2001 a 2011, destacó la huella que dejaron los profesores de las primeras décadas y remarcó que se trató de una escuela que nació “como formadora de formadores”.
Y tuvo un párrafo aparte para la figura de Moreau de Justo. Calificó su tarea de vanguardista porque brilló como docente, médica y dirigente política a principios del siglo XX, con una participación activa por los derechos de la mujer. 
En tanto, se entregaron presentes a miembros de las cooperadoras escolares y docentes y personal de servicios generales con mayor antigüedad. A su vez, Mabel Badillo recibió una distinción en representación de los docentes jubilados y retirados. También se hizo un reconocimiento a todos los directores y vice que tuvo el colegio.
Por su parte, se homenajeó a Juan Eric Rosauer, quien fue la persona que cedió los terrenos en los que se construyeron el CEM 5 y la Escuela Primera 258.
Hoy, a las 21.30, se llevará a cabo la cena show organizada para festejar las Bodas de Oro.

La "cuna" de los primeros maestros

El último de los discursos lo brindó la directora Martha Obregón, quien asumió en el cargo este año. Aseguró que la escuela es la que “da respuestas a una sociedad en constante cambio”.
En este sentido, sostuvo que “el CEM 5 dice presente en la construcción de ciudadanía” en la búsqueda de “tener un mundo más justo”. 
Al igual que Irma Garnero de Galucci, remarcó la labor de las comisiones de padres y destacó la trayectoria y reputación que tiene el colegio en la ciudad, a la que consideró “la cuna de los primeros maestros” cipoleños. 
Al referirse a la actualidad, Obregón afirmó que el objetivo es trasmitir valores y conocimientos a los alumnos a partir de la generación de espacios de participación y pertenencia.
También agradeció el aporte y apoyo del Centro de Estudiantes y de los porteros. 

Las egresadas de la promoción '62

Las maestras entregaron una placa al colegio con el mensaje: "Algo de nosotras sigue latiendo en esta querida escuela”.
 
Quienes recibieron una mención especial fueron las integrantes de la primera promoción de la Escuela Normal Mixta, la de 1962. Y ellas entregaron al colegio una placa que dice: “Algo de nosotras sigue latiendo en esta querida escuela”. Mirta Molteni fue la que tomó la palabra en representación de todas las presentes. Según los datos brindados por la institución, el resto de los egresados de ese año fueron Noemí Navarro, Elina Carrión, Elena Castillo, Néstor Corgatelli, Alicia Darriva, Rosa De Cea, Marta Echevarría, Susana Julio, Teresa López, Norma Neri, María Josefa Ortíz, Dora Pérez, Beatriz Simonella, Rosa Tello, Sonia Tobajas, Celia Villar, Alicia Idoeta, Hernán Osorio y Mabel Gavrilschi.

El mural de los alumnos

Otra de las actividades salientes del acto de ayer por la mañana fue el descubrimiento de un mural que hicieron todos los alumnos por una iniciativa del Centro de Estudiantes.
La obra, que quedó plasmada en una de las paredes del gimnasio, plantea cinco conceptos: igualdad, participación, libertad, expresión y unidad.
Para desarrollar la tarea, los chicos contaron con la colaboración de la profesora de Plástica Malena Piergentili y por la mamá Mariana Barrionuevo, que es muralista.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario