El termómetro llegó a 41,4 grados y puso a prueba los servicios de agua y luz

ARSA y Edersa pidieron a los usuarios que cuiden el consumo.

La ola de calor que comenzó ayer y se extenderá toda la semana con temperaturas superiores a los 35 grados centígrados disparó el consumo de agua potable en un 50 por ciento. Algo parecido ocurre todos los veranos, cuando las temperaturas más sofocantes persisten y no hay pileta ni río que aplaque tanto calor.

“Un día normal, la ciudad funciona con 32.000 metros cúbicos. Hoy estamos rondando los 48.000 m3, y por eso insistimos tanto en que no se derroche el agua. Son 16 mil metros cúbicos más. Y si bien todavía tenemos un resto para funcionar, con estos valores estamos al límite de nuestra capacidad”, expresó Claudio Celiz, el jefe de servicio de Aguas Rionegrinas en Cipolletti.

Te puede interesar...

Por ahora, indicó que no tuvieron mayores inconvenientes para abastecer la demanda, más allá de un reclamo puntual de baja presión durante el domingo y de una cañería rota ayer, en la zona de Lisandro de la Torre y Ruta 22. “Si todos cuidamos el agua, vamos a estar bien”, acotó.

Desde Aguas Rionegrinas destacaron que, además de la planta, funcionan los filtros de la zona de El 30 y Fernández Oro está proporcionando agua para reforzar el sector este de esta ciudad.

Electricidad

Pese al calor intenso que sofoca a la ciudad y a la región, Edersa informó que por ahora no se registraron inconvenientes en la red, ni se prevén cortes. Al parecer, el panorama es bastante más alentador que años anteriores, por algunas obras importantes que se ejecutaron y ofrecen mayor margen de maniobra. Es el caso de la doble terna que alimenta a la calle San Luis y la Ruta 151, donde se concentra la demanda industrial, más la puesta en marcha de la Estación Transformadora de Allen, que viene a suplir la provisión de energía que habitualmente realizaba Cipolletti hacia esa ciudad vecina.

Sin embargo, en la medida que se sucedan días de calor y los equipos y sistemas no se alcancen a refrigerar, pueden suscitarse inconvenientes. Hasta ayer, Edersa indicó que los niveles de carga en la red eléctrica eran los habituales.

Una circunstancia poco feliz parece jugar a favor del sistema, y es que la cosecha de fruta para esta temporada viene a media máquina debido a que todavía no comienza la recolección de la pera Williams.

La ola de calor tendrá una fuerte incidencia en la región y, en ese contexto, el sistema eléctrico en general se volverá a poner a prueba, dado que históricamente los consumos de energía aumentan cuando las altas temperaturas se hacen presentes. Por eso, es importante que la población cuide el agua y la luz para mitigar la probabilidad de que escaseen.

Aguas Rionegrinas solicitó a los vecinos que no derrochen el agua con mangueras y canillas que quedan abiertas de forma indiscriminada. En tanto, Edersa recomendó a los usuarios que los aires acondicionados estén en 24 °C, incluso para evitar los golpes de calor que pueden afectar a la salud cuando la temperatura en el exterior supera los 35 ºC.

Según la estación meteorológica local, en Cipolletti la máxima fue de 41,4 ºC, por encima de todas las mediciones del Servicio Nacional.

Consejos para que la temperatura no duela en el bolsillo

Edersa recomendó a los usuarios que los aires acondicionados estén en 24 grados. De esta manera, se optimiza el consumo y se preserva la red eléctrica del hogar de daños por alto consumo.

Hay que evitar abrir puertas y ventanas cuando hace mucho calor. Por eso, es preferible ventilar en la noche o a la mañana temprano y mantener las casas cerradas durante el día, en especial entre las 12 y las 18.

La heladera debe estar bien cerrada y cuando se necesita algo del interior, hay que sacar todo de una vez. Descongelar el freezer periódicamente asegurará, además, un funcionamiento óptimo.

Hay que tomar más líquido y cuidarse mucho del sol

La AIC emitió una alerta por las altas temperaturas que sofocarán la ciudad durante toda la semana y Salud Pública difundió una serie de precauciones para evitar que el calor afecte la salud.

Las recomendaciones más importantes son aumentar el consumo de líquidos, no exponerse al sol en exceso y tener una alimentación saludable.

Consumir dos litros de agua por día se torna una obligación ineludible en medio de una ola de calor como la que sufre la ciudad por estos días. “No hay que esperar a tener sed. Hay que beber líquidos para mantener una hidratación adecuada”, aseguraron desde Salud. Y se recomienda evitar el consumo de alcohol o bebidas muy azucaradas.

Tampoco hay que exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 17), para evitar un golpe de calor. Para salir se recomienda usar ropa ligera, holgada y de colores claros; al igual que sombrero y anteojos oscuros.

La alimentación es clave: hay que recurrir a frutas y verduras y evitar comidas muy abundantes, como así también el exceso de actividad física.

La alerta meteorológica se mantiene hasta el viernes.

Harán recorridas de prevención en los canales

Sin balnearios habilitados para refrescarse, miles de cipoleños buscarán un poco de alivio en los canales que rodean a la ciudad, pese a que está prohibido porque no son zonas seguras para el baño.

Es por eso que desde el área de Protección Ciudadana ya se organizaron para recorrer la zona de El 30 y otros canales de gran afluencia de público. Las recorridas comenzaron ayer por la tarde y seguramente se extiendan a lo largo de toda la semana, ya que el pronóstico del tiempo prevé temperaturas similares -o hasta más altas- que los 42 ºC de ayer hasta el viernes.

Después del día semanal de receso, hoy volverá a abrir el natatorio municipal en la Isla Jordán y en el Municipio esperan que eso reduzca la cantidad de personas en los canales de riego. Además de ser zonas muy peligrosas, la actividad recreativa en las acequias genera inconvenientes en chacras y calles por el desborde de agua.

Con el intenso calor ¿sufriste...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario