El rompecabezas de Cipo para un receso muy largo

Sólo quedan bajo contrato Alasia, Medina y Giménez. Sosa se iría.

Matías Alasia, César Medina y Fabio Giménez conforman la columna vertebral en la que Cipolletti quisiera apoyar su nueva estructura. A más de cinco meses del inicio de una temporada que ni siquiera tiene destino fijo para el club, no son tiempos de bonanzas.

A los futbolistas que no lograron clasificar a los playoffs ni al pentagonal, el fin de temporada los castiga con dureza y las instituciones no pueden hacer frente a los presupuestos tantos meses con las boleterías vacías.

Los tres nombres que encabezan las consultas tienen vínculo vigente hasta el 30 de junio con el club. Se suman Maximiliano Carrasco y Germán Weiner.

El delantero vive un caso especial porque se someterá a una artroscopía en la rodilla para superar una lesión que le impidió jugar en los últimos partidos. Cipolletti deberá responder por su rehabilitación.

Aún sin cuerpo técnico en el horizonte, la palabra del nuevo conductor resultará clave, pero en la sede de la calle Mengelle nadie se quedó de brazos cruzados.

Ya se rescindió con Jorge Piñero da Silva, Eduardo Vilce, Federico Azcárate, Federico Velázquez y Jonathan Morán. Además, se cedió a préstamo a Jesús Molina, quien volvió a Pacífico de Neuquén.

Matías Carrera, Juan Strak, Gustavo Del Prete y Ezequiel Ávila pertenecen a la institución. Será decisión de Alecha utilizarlos en el certamen doméstico.

Reuniones

Entre los nombres con quienes se busca acuerdo para la libertad de acción se encuentra Matías Sosa.

El 10 arribó con la ilusión de que represente un salto de calidad para la plantilla que venía de jugar semifinales, pero se fue desdibujando con el correr de los partidos.

Duilio Botella lo mantuvo en casi todos los partidos como titular, cosa que ya no sucedió en los últimos dos juegos.

Sosa terminó yendo al banco en Puerto Madryn y en La Visera ante Rivadavia de Lincoln. Su futuro parece estar lejos de Cipo.

De regreso a las prácticas

El martes, todos los jugadores que no hayan destrabado su situación económica con el club deberán presentarse a entrenar en La Visera.

La dirigencia decidió otorgar toda la semana libre a los futbolistas tras confirmar la categoría como para ganar un tiempo necesario en la negociación individual.

Quienes no lo hayan solucionado tienen que marcar el presente a Germán Alecha, aunque difícilmente disputen compromisos de la Liga Confluencia en el corto plazo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario