El receso cumple un mes

Cipo renovó contratos, pero tiene decisiones de peso por tomar.

En momentos en que los medios de Buenos Aires hacen foco en los recesos extendidos para equipos como Independiente o Huracán, en el ámbito local Cipolletti cumple el primero de los cuatro meses sin actividad que tiene por delante en el Federal A.

La espera en el ascenso podría estirarse hasta un mes más, si es que prevalece el interés de los clubes participantes por arrancar el nuevo campeonato a fines de septiembre, estirando el comienzo de la mayoría de las obligaciones contractuales con jugadores y técnicos.

Te puede interesar...

El 24 de marzo, en La Pampa, el Albinegro que entonces conducía Gustavo Coronel se impuso a Ferro 2 a 0 (goles de Pablo Vergara y Maximiliano Herrera). Un resultado que no modificó en nada su suerte, juzgada apenas con la obtención de la permanencia, pero sin chances de jugar los playoffs por el segundo ascenso a la B Nacional.

Entonces se puso en marcha un período durísimo, de marcada recesión económica, pero con vínculos laborales firmados que en muchos casos todavía se respetan.

Se fueron, el propio Herrera, Eduardo Scasserra y Nicolás Hours. A Coronel se le cerró el vínculo, más allá que está encaminada su continuidad y se licenció al resto del plantel, excepto algunos juveniles que se acoplaron al trabajo de Liga junto a Germán Alecha.

Ya en el verano se había cortado económicamente con Brian Bartolotti y Ferico Izaguirre, de fugaz paso por La Visera para ambos.

Desde la victoria ante Ferro, renovó a tres jugadores, rescindió con otros y llegó Mingo Perilli.

Renovaciones

Lo más trascendente en cuanto al armado del nuevo plantel han sido algunas renovaciones con juveniles o jóvenes nombres promovidos desde las inferiores.

Matías Carrera fue el primer en firmar (extensión) hasta el 2021, luego Elvis Hernández y en estos últimos días se confirmó con Juan Strak.

En el horizonte también resurgió la figura del ex técnico Domingo Perilli como secretario técnico, función en la que ya entró en funciones sin grandes presentaciones, pero trazando la línea de trabajo hacia toda el área de inferiores.

Excepto la aparición de un padrino adinerado, por el momento inimaginable, el presupuesto será austero y la intención es volver a fijar la búsqueda en las ligas zonales, apuntando a tres o cuatro nombres importantes de la categoría para potenciarlos.

La intención de quitar el césped sintético ya parece descartada en el estadio cipoleño más allá de las expresiones de su presidente Roberto Rapazzo Cesio sobre fines del 2018.

Tiempo está claro que es lo que sobra, pero los costos de la obra y el posible traslado de la localía para el inicio del nuevo certamen le quita campo de acción a la directiva que no asumirá el costo de quedarse a mitad de camino con algo tan sensible.

No hay chances de Federal B

El extenso receso en el fútbol de ascenso motivó algunas especulaciones respecto de la modificación de la temporada.

Básicamente, entrenadores, jugadores y algunos dirigentes desearon en voz alta el regreso del Federal B para el segundo semestre del 2019, lo que fue desacreditado desde el Consejo Federal. Así, salvo Cipolletti que iniciará su participación en el Federal A en septiembre, y Maronese que el domingo afrontará la revancha en Puerto Madryn contra J. J. Moreno en el Regional Amateur, el fútbol zonal deberá concentrarse en sus ligas. El de 2020 será el primer Amateur que contará con los campeones domésticos, más los descendidos del Federal A.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario