El joven cipoleño sigue vinculado a la causa junto a otras seis personas

Tras la detención de siete personas durante el fin de semana, entre los cuales se encuentra un cipoleño de 19 años, hubo allanamientos con la intención de "cazar" al resto de los responsables.

La investigación por una presunta red de prostitución de menores en Independiente de Avellaneda y otros clubes de fútbol argentino continúa su marcha en medio de la conmoción que causó en todo el país.

Tras la detención de siete personas durante el fin de semana, entre los cuales se encuentra un cipoleño de 19 años, hubo allanamientos con la intención de "cazar" al resto de los responsables de los gravísimos delitos y desenmarañar los posibles vínculos con otros clubes.

Joaquín, el joven cipoleño acusado de "entregar" a otros jugadores de las divisiones sigue vinculado a la causa, según lo confirmó la fiscal María Soledad Garibaldi, de la UFI número 4 de Avellaneda. Él y otros tres jóvenes identificados como Leonardo, Juan y Alejandro permanecen investigados por la Justicia.

Los otros tres detenidos son el relacionista público Leonardo Cohen Arazi, el juez de línea Martín Bustos y su abogado Carlos Tomás Beldi, que el sábado destruyó un teléfono celular y una pistola con un martillo en medio de un allanamiento y fue acusado de encubrimiento.

Bustos

Los medios porteños destacaron que Bustos es portador de VIH, por lo que se complica su situación en la Justicia. Es que su condición se suma a la imputación que tiene por abuso sexual a menores de entre 14 y 16 años de edad y le correspondería una pena máxima de 20 años de cárcel.

La fiscal Garibaldi dijo que los abusos sexuales en la pensión de Independiente son "una práctica habitual que lleva por los menos unos 10 años", al tiempo que no descartó que pueda pasar lo mismo en otros clubes.

Garibaldi confirmó que los procedimientos "tuvieron lugar en la zona Norte de GBA" y que en los mismos "una testigo confirmó que el abogado de Bustos le pidió un martillo para proceder a la destrucción del teléfono celular y un arma".

"Estás prácticas se descubrieron a través de las redes sociales y no sabemos dónde terminan", afirmó la fiscal, que confirmó que en los próximos días le tomarán declaración a 53 chicos de la pensión del club de Avellaneda.

"Les ofrecían hacerlo por botines y hasta por calzoncillos boxer porque obviamente estos adultos sabían de las necesidades de estos chicos que mayormente vienen del interior del país, sin contención y con necesidades económicas importantes y por esas cosas eran sometidos", concluyó la encargada de la investigación.

Embed

Primer caso en San Lorenzo

Enrique Polola, encargado de la pensión de San Lorenzo, denunció el fin de semana que "existe una red de pedófilos" y reveló que en el club hizo una denuncia tras un hecho puntual descripto por uno de sus jugadores.

"Profe, hay un tipo que viene a ver los partidos y me está llamando. Quiere que yo me saque fotos porque tiene una fábrica de ropa interior y me da 9000 pesos ", le narró uno de los juveniles a Polola.

El hecho terminó con la intervención de la Policía especializada en cybercrimen, que identificó al autor de los mensajes.

LEÉ MÁS

El árbitro Bustos complicado por ser portador de VIH

Detuvieron al árbitro acusado de prostituir a jugadores menores de Independiente

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario