El joven cipoleño chocó a más de 100 kilómetros por hora al policía Amaya

El estado del agente es crítico. El joven que se fugó ya fue identificado en el barrio 1200 viviendas.

A más de 100 kilómetros por hora y sin frenar, una camioneta Ford Ranger chocó de atrás a un Volkswagen Gol que aguardaba el semáforo en la Ruta 22 y Río Negro. Producto del impacto, arrastró el vehículo 92 metros. El conductor del Gol, un agente de la Policía, está internado en estado crítico. El joven de 19 años que manejaba la camioneta se dio a la fuga y lo encontraron en su casa, en Cipolletti.

Por estas horas continúa la búsqueda de un Chevrolet Corsa que, de acuerdo a las primeras informaciones que manejan los investigadores, corría una picada con la Ranger. Ambos vehículos se dieron a la fuga y fueron identificados porque se les cayó la patente en el lugar del siniestro.

Te puede interesar...

El director de Tránsito de la Policía, Tomás Díaz Pérez, reveló a LU5 los detalles del accidente que ocurrió a las 2:30 de ayer y que dejó en estado crítico a Emiliano Luis Amaya, quien se desempeña en Tránsito.

"En esa esquina aguardaban el semáforo tres vehículos. La camioneta lo impacta sin frenar al Gol de Amaya, que absorbe toda la fuerza y choca a una camioneta Amarok que estaba adelante", explicó Díaz Pérez.

El conductor de la Ranger, hizo marcha atrás, esquivó el auto y dejó en estado de inconsciencia a Amaya, para emprender la fuga hacia Cipolletti.

Al agente de Policía lo asistió el SIEN y lo trasladó al hospital Castro Rendón, donde se encuentra con traumatismo craneal severo y respiración asistida. "Está crítico", dijo el director de Tránsito con gran pesar.

Por las patentes pudieron dar con la camioneta y por orden judicial se notificó al joven de la causa. La familia solo se limitó a explicar que estaba en shock y que después del accidente se había hecho atender en el hospital de Cipolletti y luego acudió a una comisaría a informar del accidente. El Corsa todavía no apareció, por lo que continúa la búsqueda.

El policía es padre de un bebé de un año

El agente Emiliano Luis Amaya, de 28 años, ingresó a la policía neuquina hace tres años. Se desempeña en el área de la Dirección de Tránsito, de donde se retiró el miércoles a las 20:30 para entrar en su franco de servicio. El joven vive con su abuela en Neuquén y tiene un hijo de un año y meses.

De acuerdo a lo revelado, es buen compañero y tiene toda una carrera por delante dentro de la institución.

LEÉ MÁS

El policía accidentado está en estado crítico

Ubicaron en Cipolletti al conductor que chocó en la Ruta 22 y se fugó: se atrincheró en una casa

Ruta 22: esperaba el semáforo, una camioneta lo chocó desde atrás y pelea por su vida

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario