El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
73% Hum
LMCipolletti Drama

El drama del niño que pesa 200 kilos y tiene 10 años

Una familia brasileña pide ayuda para operar con urgencia al nene. "Nunca jugó al fútbol ni corrió, no hace nada de lo que hace un nene de su edad", cuentan.

Una pareja de Chapecó, Santa Catarina, vive un drama para poder brindarle una infancia normal a su hijo, Matheus Fetter, de 10 años, que mide 1,30 y pesa 195 kilos. El niño necesita urgentemente someterse a una cirugía bariátrica, de reducción del estómago, para mejorar su calidad de vida. "Nunca jugó al fútbol ni corrió, no hace nada de lo que hace un nene de su edad", admite la familia.

Matheus empezó a caminar a los dos años y actualmente tiene los pies y la audición deteriorados, además de sufrir apnea. Todo por culpa de la obesidad. Según los familiares, podría morir en cualquier momento. "La cirugía es urgente", advierte su madre, Gabriela Fetter, de 27 años. Matheus es atendido por un médico endocrinólogo del Hospital Infantil Joana Gusmão, en Florianópolis. El caso del niño se considera un misterio médico, ya que, según la familia, todas las pruebas de síndromes que causan la obesidad fueron negativas.

Te puede interesar...

Un examen genético enviado fuera de Brasil tampoco mostró ninguna alteración en el niño. "Fueron diez años de lucha para saber lo que, de hecho, tiene mi hijo. Fuimos a varios especialistas en endocrinología, psicólogos, terapeutas y nutricionistas, pero nadie puede averiguarlo. Ya no hay ni siquiera pruebas posibles que realizar", informa la madre.

La familia dice que empezó a sospechar que algo anormal ocurría con Matheus en los primeros 30 días después del nacimiento. Con sólo un mes, el peso era de 7 kilos, incluso alimentándose sólo con la leche materna. Gabriela y su marido Jarbas Rosa, de 33 años, tienen otros dos hijos pequeños. Ninguno de los dos presenta anomalías en el peso. El segundo, de tres años, pesa 10 kilos.

p16-f02-MUNDO(SCE_ID=500032).jpg

Con sólo dos años, Matheus ya estaba con 43 kilos. Según la familia, el niño nunca comió en exceso, lo que hace que su caso sea aún más curioso para el equipo médico. "Solía engordar 7 kilos por semana. A los dos años superó los 40 kilos. Incluso nos acostumbramos a su peso y no sentimos ninguna diferencia. Nunca comió en exceso para llegar a ese punto. Se realizaron todo tipo de pruebas para detectar los síndromes que causan la obesidad, pero siempre con resultados negativos", afirma la madre.

Matheus está en 5º de la primaria. Dice no haber sufrido bullying en la escuela, pero lamenta no poder jugar con sus amigos, especialmente al fútbol, la pasión del chico. Es hincha de Chapecoense, al que lleva en su corazón.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

66.666666666667% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
33.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario