El noveno acto tenía la particularidad de ser un evento de largo aliento y el vecino de esta ciudad compartió la butaca del auto número 7 con Mariano Altuna.

Te puede interesar...

Juntos hicieron un gran trabajo, cuidando del motor y los neumáticos sin perder ritmo de carrera, pero algo imprevisto sucedió llegando al giro 150 (fueron 178 en total) que lo frustró todo.

El alternador de la Chevy dejó de funcionar. El ingreso a boxes se estiró esperando un milagro que nunca sucedió y la batería se consumió, y con ella la ilusión de todo el equipo.

“Dejó de andar el alternador faltando unas 30 vueltas y se fue consumiendo la batería. Una pena, pero son cosas que pasan”, describió Urcera. “Se terminó quedando sin batería”, amplió.

Tras el incidente, el auto finalmente ingresó a buscar asistencia, pero ya no quedaba margen para ninguna hazaña. El Chevrolet completó la prueba en el puesto número 10, sumando para el campeonato y a dos vueltas de Agustín Canapino, que fue el gran vencedor de la jornada.

La próxima carrera será el 9 de septiembre en Paraná, cerrando la fase regular para definir a los protagonistas de la Copa de Oro. Urcera ahora marcha 18° con 177,5 puntos a 34,5 de Julián Santero que es el nombre que cierra la docena mejor ubicada hasta el momento.

18° quedó en el campeonato

A una fecha de terminar la fase regular, la vuelta de Urcera en la Copa de Oro está muy lejos. Son más de 34 puntos y muchos nombres en el medio.

A La Pampa

En el plano personal, el próximo desafío deportivo para Urcera será el fin de semana en Toay, La Pampa.

Será el octavo acto oficial de un campeonato que no viene siendo malo para el piloto de Citroën.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario