La mujer, identificada por su nombre de pila Rosa, tiene domicilio en el barrio J. J. Gómez y cumple una condena por infracción a la Ley 23737 que se vence el 25 de noviembre de 2021. En el 2017 hizo un reclamo para conseguir la prisión domiciliaria y la Justicia se la otorgó aunque con la obligación de cumplir una serie de pautas de conducta: residir en un domicilio ubicado sobre calle Cipolletti, permanecer en esa vivienda y no relacionarse con personas que “pongan en peligro la obligación de buen comportamiento”.

Desde la fiscalía se tomó conocimiento del quebrantamiento de las disposiciones judiciales por parte de la mujer y en una audiencia que presidió un juez de ejecución federal, le revocaron el beneficio y ordenaron un allanamiento en su domicilio para detenerla. Luego, tras el procedimiento, fue trasladada a la cárcel de La Pampa.

En la investigación previa llevada adelante por la Policía, se habría determinado que la mujer volvió a violar la ley 23.737. La detención quedó a cargo de la delegación roquense de las fuerzas de seguridad federales, que se encargaron de custodiarla hasta el penal dependiente del Servicio Penitenciario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario