LMCipolletti Mauricio Macri

La insólita acusación de Mauricio Macri por las elecciones en Boca

El candidato a vicepresidente de Boca brindó una nueva entrevista antes de las elecciones del domingo. Aseguró que si gana en determinadas mesas la elección es transparente, pero si pierde se demuestra fraude.

Juan Román Riquelme y el binomio que integran Andrés Ibarra y Mauricio Macri se enfrentarán finalmente en las urnas este domingo.. Sin embargo, la batalla entre el oficialismo y la oposición en Boca ya lleva varias semanas, con un capítulo judicial que tuvo un nuevo episodio este viernes.

Luego de que se levantara la medida cautelar que impedía la realización de los comicios por la denuncia de irregularidades en el padrón, Ibarra presentó una nueva para que los más de 13.000 socios que están señalados como “ilegales” voten en una mesa aparte y sean observados por un veedor de la oposición, que incluso puede filmarlos.

En ese sentido, Macri salió a respaldar la medida de su bloque en una entrevista con TyC Sports, donde explicó a qué se debía y volvió a disparar munición pesada contra Riquelme. “El domingo vamos a ver si esta gente entró irregularmente”, lanzó.

“Eso se convalida con una desproporción: si ganamos en las mesas donde votan esos 13.000, acá no pasó nada, fue una mala presunción”, continuó el ex presidente del Xeneize y de la Nación, sobre el requerimiento para que voten por separado de los demás socios.

riquelme-giuntajpg.jpg
El oficialismo ya presentó la apelación de la medida cautelar y la Cámara debe resolver.

El oficialismo ya presentó la apelación de la medida cautelar y la Cámara debe resolver.

“Si en ese grupo está el famoso 95-5 que habla Riquelme todo el tiempo, y en el resto es una elección mucho más pareja, estaremos frente claramente a un fraude que han hecho ellos donde la Jueza en primera instancia dijo que está mal", argumentó.

"Si en las urnas observadas, sale lo mismo que las demás, habrá sido una mala presunción. Ahora, si en esas urnas tienen un montón de votos (a Riquelme), proporcionalmente más que nosotros, quedará demostrado que esa gente no podía votar", volvió a recalcar Macri.

Ibarra, por su parte, sumó: “Fue la evolución natural de algo que se planteó y se corroboró por las irregularidades. En definitiva fue un paso que se hizo para darle continuidad al tema. Es algo totalmente justo, que voten en mesas separadas aquellos socios que están cuestionados porque la pericia lo confirmó”.

“Ahora es una cuestión de cumplimiento por parte del oficialismo de Boca. Técnicamente ya no es posible apelar, ya hubo una definición en este sentido. Vamos a votar, que era lo que queríamos, de esa forma”, comentó respecto a la apelación del club.

Sin embargo, el club sí puede apelar y así lo hizo. La Cámara de Apelaciones ratificó que se trata de socios correctamente incluidos y, por lo tanto, Boca -como asociación civil- debe defender su igualdad de derechos respecto del resto de los socios.

¿Qué pasó con los socios de Boca bajo observación?

Boca apeló el fallo que puso a más de 13.000 socios bajo observación para las elecciones del próximo domingo, y cuya regularidad fue cuestionada por la lista opositora. La apelación del oficialismo boquense fue presentada ante la Sala E de la Cámara Civil, la misma que determinó que no hay irregularidades y, a partir de ello, confirmó la realización de las elecciones.

Más temprano, la jueza Alejandra Abrevaya (juzgado 11, la misma que había suspendido el acto electoral previsto para el 3 de diciembre), aceptó el pedido que objetó la regularidad de 13.364 socios del padrón, y determinó que sus votos sean "observados" por un "veedor informante" designado por la oposición (Silvio Freschi).

Esta propuesta del "voto separado" de los socios cuestionados había sido realizada por el propio oficialismo cuando Abrevaya suspendió las elecciones originales para garantizarles el derecho a voto, pero en ese momento la propuesta no fue aceptada por el macrismo.

La oposición recurrió por primera vez el viernes a la Inspección General de Justicia, el órgano encargado de regular y controlar el funcionamiento de las asociaciones civiles. El organismo rechazó el planteo contra los 13 mil socios en el mismo día. Se debe a que en 2019 ya hubo una presentación similar y se determinó que otorgar la categoría "activo" a personas que no eran socios o que estuvieron poco tiempo como adherentes no viola el estatuto.

Ahora la última palabra la tiene la Sala E de la Cámara Civil (integrada por José Benito Fajre, Ricardo Li Rosi y Marisa Sorini), que deberá determinar si en efecto estos 13.364 socios votan "aparte" o serán incluidos en el recuento sin necesidad de identificarlos.

Dejá tu comentario