LMCipolletti cuenta

Denunciaron que les hackearon la cuenta con un préstamo de $192 mil

El fraude consistió en sacar un préstamo a nombre de otra persona. Los damnificados ya radicaron la denuncia en la Comisaría 32 e interviene la Fiscalía.

La venta de un auto en Cipolletti tuvo un final desgraciado: el supuesto comprador les jaqueó una cuenta bancaria para sacar un préstamo e 192 mil pesos a nombre de una de las víctimas y transferirlo en dos veces a otras cuentas. La Policía confirmó que el hecho fue denunciado en la Comisaría 32, y se dio intervención a la fiscalía.

El destino del préstamo se está investigando. Al parecer, fue a parar a dos cuentas que se abrieron de forma temporaria al sólo efecto de consumar el fraude denunciado.

Te puede interesar...

Roberto Concha es el hombre que vendía su automóvil Aveo, por Facebook; y Jésica Penroz, su cuñada, a quien hackearon sus datos para hacerse de un préstamo bancario a su nombre.

" Como a mí no me pudieron sacar nada, porque tenía mil pesos en la cuenta y no tengo acceso a ningún crédito; lo hicieron con la cuenta de mi cuñada con el cuento de que tenían que depositar un dinero por la compra del auto", explicó el propietario del Aveo, en diálogo con LMCipolletti.

"Ya hicimos la denuncia. Si corroboran que es fraude, el banco se hace cargo; pero sino, yo voy a tener que pagar el préstamo, aunque esté a nombre de cuñada, por haberla metido en esto", acotó el denunciante.

El estafador, quien se hace pasar por un tal Juan Marcelo Alvarez, con acento cordobés, se manejó por homebaking.

Todo comenzó el viernes pasado, cuando un hombre con acento cordobés se comunicó con Roberto para comprarle el Aveo, que ofrecía en Facebook a 330 mil pesos. El presunto estafador quiso transferirle la suma de 160 mil pesos para señar el auto, porque supuestamente era un camionero que no estaba en la zona y recién volvía el 26 de abril.

estafa telefónica
Las víctimas mostraron las pruebas de la estafa.

Las víctimas mostraron las pruebas de la estafa.

"Yo insistí con mostrarle el auto, que lo esperaba y no hacía falta que me hiciera la transferencia. Le ofrecí mostrarle el auto a su señora. Pero no quería que supiera nada porque era un regalo para ella. Me pidió que le pase mi número de CBU y el sábado me llamó para decirme que ya me había transferido 160 mil pesos, como seña por el Aveo, que le habían bloqueado su cuenta porque se había excedido en el monto, y le retenían su tarjeta", relató Roberto.

A partir de entonces, empezó a presionarlo para que vaya hasta un cajero a verificar y lo ayude a liberar su cuenta porque había quedado varado y no podía seguir operando. Mientras estaba en el cajero, se hicieron pasar por agentes bancarios para corroborar que le hayan hecho una transferencia. Le pidieron acceder a su clave para verificar si por alguna razón su cuenta rechazaba el desembolso y le dieron una clave nueva.

Al comprobar que no había manera de sacarle un crédito ni dinero de la cuenta, le pidieron los datos de otra cuenta para desdoblar el pago en dos transferencias de 80 mil pesos.

En esas circunstancias, cayó la cuñada, quien se ofreció de buena fe a ayudarlo para que le depositen a ella una parte del dinero. "Le dictaron una clave de canales para vincular las cuentas y ahí le dimos acceso para operar. El lunes nos enteramos de que le habían sacado un préstamo de 192 mil pesos. El dinero de la seña nunca lo depositaron. Fue toda una mentira para estafarnos, y la preocupación del camionero que había quedado varado, sin posibilidades de utilizar su tarjeta, fue el anzuelo que me metió presión todo el tiempo", comentó Roberto.

El denunciante hizo público lo que vivió para que los vecinos estén en alerta y no caigan en la trampa como él, ya que le consta que el sujeto que lo estafó, lo está intentando con otras personas. No descarta que lo haga con la complicidad de otros estafadores."Te van con el cuento que tienen un dinero para depositar, y en realidad acceden a la cuenta para sacar un crédito o la plata que tengas", sintetizó.

A su cuñada, además, de sacarle un préstamo a su nombre, una vez que ingresaron a sus datos, le jaquearon todo. Hasta la clave de su correo electrónico.

Por cuestiones de jurisdicción, la denuncia fue trasladada luego a la Comisaría 24. A la vez, los damnificados tuvieron que denunciar el hecho en Fernández Oro, donde vive Roberto. Su cuñada reside en Cipolletti, donde se pretendía llegar a cabo la operación.

LEÉ MÁS

Empleados de supermercados insisten en reducir la jornada por la pandemia

Covid-19: narcos exigen el beneficio de irse a sus casas

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario